La oposición pide informes sobre un presunto ciberpatrullaje por el banderazo del 9 de Julio

659

La protesta inició en el Obelisco y se trasladó a la Plaza de Mayo. Juntos por el Cambio busca saber si el Gobierno investiga quién impulsó la movilización el pasado jueves.


Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio presentó este lunes un pedido de informes al Gobierno nacional para que aclare si es cierto que encargó un estudio interno para determinar quiénes habían promovido en redes sociales las protestas del 9 de Julio en el centro de Buenos Aires y en ciudades de todo el país.

Los legisladores de la alianza opositora se refieren al “Trollcenter”, mencionado en un artículo de Clarín. “La nota desarrolla que se estudió el uso de Twitter relacionando mensajes y hashtags con usuarios específicos individuales mencionados por sus nombres propios en función de su actitud política con respecto a esas manifestaciones en la vía pública críticas con el Gobierno”, indica la solicitud enviada, según un resumen el diputado del PRO Waldo Wolff.

Los opositores quieren determinar si el Poder Ejecutivo efectivamente encargó ese trabajo y, en caso afirmativo, determinar cuáles fueron los fines y en función de qué norma legal, cuánto dinero demandó y cómo se financió.

Las marchas del 9 de Julio causaron una fuerte repercusión política, ya que horas después el propio Alberto Fernández tildó de “odiadores seriales” a aquellos dirigentes opositores que las habían respaldado.

Wolff habló de “ciberpatrullaje” para referirse al supuesto estudio de redes sociales aludido en el pedido de informes. Hizo alusión a las prácticas impulsadas por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, desde el inicio de la pandemia para identificar presuntos delitos de violaciones de la cuarentena.

El texto también fue firmado por los legisladores Karina Banfi, Hernán Berisso, Ricardo Buryaile, Adriana Cáceres, Álvaro de Lamadrid, Omar De Marchi y Jorge Enriquez, entre otros.