La furia de Pichetto por el éxodo de empresas: “No es un Estado presente, es un Estado insostenible”

606

El referente de Juntos por el Cambio se mostró indignado por la salida de otra compañía importante del país como Pampa Grande. “La carga impositiva ya es excesiva y distorsiva, no se puede admitir más presión sobre el sector privado”, se descargó.


Otra compañía internacional decidió vender sus operaciones en la Argentina. La empresa española de frutos secos Ecolumber vendió el 100% de su filial en el país, Pampa Grande, por u$s 1,46 millones (1,25 millones de euros), según informó este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMMV) de España.

Pampa Grande tiene como principal activo una gran finca agroforestal, de 9914 hectáreas, ubicada en la provincia de Río Negro. La empresa ya había anunciado hace meses su decisión de vender Pampa Grande y de desprenderse, asimismo, de su finca de nogales para madera de Oropesa (Toledo, España), por un importe total de 1,68 millones de euros, según informó el diario español Expansión.

Los dos activos tenían un valor contable de 2,34 millones, por lo que la compañía preveía generar una minusvalía de 660.000 euros con la doble desinversión.

De esta manera se suma a una interminable lista de compañías que se vieron obligadas a abandonar la Argentina a causa de la dura crisis que trajo la pandemia y la incesante presión fiscal. En esa línea se expresó Miguel Pichetto en su cuenta de Twitter, con durísimas críticas al Gobierno.

No se puede admitir más presión sobre el sector privado, la carga impositiva ya es excesiva y distorsiva. Miles de empresas en Argentina solo aspiran a minimizar pérdidas, otras tuvieron –o tendrán– que cerrar. Empresas grandes, con larga historia en el país, decidieron irse”, lanzó en un primer tuit.

Y agregó: “Con más impuestos a la producción lo único que se va a lograr es profundizar la crisis de empleo que vivimos hace más de diez años. El Estado debe concentrar todos sus esfuerzos en facilitar la creación de riqueza y atraer inversión privada”.

El Estado que asfixia empresas, aspira el crédito y expulsa emprendedores para multiplicar subsidios y planes sin exhibir un programa económico claro, NO es un Estado presente, es un Estado insostenible”, cerró.