La Corte bonaerense revocó el fallo que habilitaba excarcelaciones masivas

638

El máximo tribunal de la Provincia dejó sin efecto el habeas corpus del juez Víctor Violini, que permitía las prisiones domiciliarias a detenidos por el riesgo de contraer coronavirus en las cárceles. La Usina de Justicia pidió el juicio político para el magistrado.


Tal como lo adelantó la semana pasada, la Suprema Corte de Justicia bonaerense revocó por unanimidad el fallo que habilitó las prisiones domiciliarias de los presos que integran población de riesgo de coronavirus. Se trata del habeas corpus al que había hecho lugar el juez de la Cámara de Casación bonaerense Víctor Violini, fuertemente cuestionado por la gran cantidad de delincuentes peligrosos que fueron enviados a la calle.

El tribunal determinó que a partir de ahora, el beneficio debe ser analizado caso por caso por el juez que tiene a cargo a cada detenido.

La decisión del máximo Tribunal provincial se dio luego de un recurso de queja del fiscal de Casación Carlos Altuve, quien consideró que las liberaciones detectadas eran “de una extrema gravedad institucional, con una ostensible falta de argumentación”.

Los jueces de la Corte determinaron que “son los órganos judiciales competentes los que deben revisar y evaluar las peticiones deducidas por los procesados o condenados a su disposición mediante un juicio debidamente motivado, considerando los derechos de las víctimas y en función de una serie de directrices orientadoras relativas a los grupos de mayor riesgo ante el Covid-19”.

El fallo de Violini habilitaba a otorgarles prisión domiciliaria a presos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, detenidos con enfermedades preexistentes, que estén involucrados en delitos leves. Antes de tomar una decisión el tribunal les pidió opinión al Procurador General bonaerense Julio Conte Grand y al defensor ante el tribunal de Casación Mario Coriolano. Conte Grand rechazó el fallo e indicó en su dictamen que la resolución genera “gravedad institucional”. Además consideró ilegal la decisión del presidente de Casación Ricardo Borinsky, que les ordenó a los jueces y tribunales inferiores que cumplan con la orden de los arrestos domiciliarios.

Mientras que Coriolano le pidió al tribunal que confirme el fallo de Violini. Dijo que es falso que haya permitido arrestos domiciliarios de manera masiva y que se trata de una recomendación que les hizo a los tribunales inferiores. Tras el fallo en contra del tribunal se espera que apele a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

A partir de estas opiniones la Corte provincial, comformada por el presidente de tribunal Daniel Soria y los jueces Luis Genoud, Eduardo Pettigiani, Hilda Kogan, Sergio Torres y Eduardo de Lázzari, decidió pronunciarse en contra de la resolución.