Insólito: el juez le pidió opinión a Boudou sobre cómo debe cumplir su condena

1091

Luego de que la Corte ratificara la condena por Ciccone, el juez Daniel Obligado debe decidir si Amado Boudou debe volver a la cárcel o si seguirá con domiciliaria.


El juez Daniel Obligado le dio vista por 24 horas al exvicepresidente Amado Boudou para que opine sobre la manera en que debe cumplir su condena a 5 años y 10 meses de prisión, que actualmente lo mantiene en arresto domiciliario con una pulsera electrónica.

Boudou ya presentó un escrito en el que se opuso a volver a la cárcel. Además, Obligado le dio participación al defensor público a cargo de la unidad de asistencia a los menores de 16 años para que se exprese, ya que Boudou argumentó que correspondía seguir en su casa en función del interés superior de sus hijos, mellizos de dos años.

Con estos elementos a la vista y después de oír a los fiscales, el juez Obligado resolverá. Así lo dispuso en una resolución de hoy en la que señala que agregó al expediente el pedido de los fiscalesMarcelo Colombo y Guillermo García Padín para que Boudou cumpla su pena en la cárcel.

El juez dijo que dado que la condena a Boudou quedó firme, dispuso estas vistas en orden a “dictar un nuevo pronunciamiento sobre las condiciones de detención”.

Una vez que concluyan las 24 horas, dará una vista a los fiscales y con todos esos elementos sobre la mesa tomará la decisión de si mantiene el actual arresto domiciliario o dispone que el exvicepresidente regrese a prisión.

Boudou fue condenado por quedarse con el 75% de las acciones de la imprenta Ciccone, la fábrica que se dedica a imprimir papel moneda. Estuvo preso en la cárcel hasta que Obligado, en abril pasado, le otorgó el arresto domiciliario en virtud de que su condena no estaba firme, del avance del coronavirus y de que debía mantener a su familia.

Boudou vivía en un monoambiente en barracas con su esposa y sus hijos de dos años y en septiembre pasado se mudó a una casa en Avellaneda que alquila con los ingresos que recibe de su jubilación como exfuncionario y el sueldo de su mujer, que es asesora de la Cámara de Diputados.

Una vez que se conoció el fallo de la Corte y que los fiscales pidieron que regrese a prisión, Boudou presentó un escrito de 18 carillas en el que pidió seguir detenido en su casa. Allí señaló que estaba en juego el interés superior de sus hijos.

El informe de Minoridad

En ese escrito alegó incluso que la Unidad Funcional para la Asistencia de Menores que interviene en su caso recomendó el arresto domiciliario y que en el mismo sentido se expresó -dice el escrito- la fiscal de ejecución Guillermina García Padín.

Dijo que el verdadero beneficio de permanecer en su casa no es para él sino para sus dos hijos, privilegiando sus derechos y garantías. Y citó el informe de minoridad, que señala que su residencia en la casa “resultaría beneficiosa para que sus hijos vuelvan a contar con la presencia diaria de su progenitor y recibir el acompañamiento, cuidado, atención y contención emocional necesaria para su adecuado desarrollo y crecimiento”.

El escrito transcribe los informes de las personas que siguen su condena y señala que mientras la esposa de Boudou trabaja de manera remota como asesora de la Cámara de Diputados, Boudou cursa de manera virtual el Doctorado en Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires, una Diplomatura en Desigualdad y Políticas Públicas en Flacso y la Licenciatura en Historia en la Universidad de Avellaneda.

En su escrito, presentado al juez Obligado, Boudou cita además que se presentó en el expediente la cónsul de México para velar por el interés de sus ciudadanos; en este caso, sus hijos mellizos de dos años. Hizo saber que es de especial importancia el interés superior de sus ciudadanos, más aun si son niños como en el caso de los mellizos de Boudou. La intención es que los derechos de los menores sean salvaguardados, dice la presentación.

Información de La Nación