Impuesto a la riqueza: Cristina apura a la Corte para que avale las sesiones remotas

1145

Otra vez la vicepresidenta le metió presión al máximo tribunal que se defina sobre la legalidad de esta iniciativa, con el fin de tratar el gravamen a los ricos que plantea su hijo Máximo Kirchner.


Cristina Kirchner rompió el silencio este miércoles y volvió a dejar en claro su ambición de tratar el impuesto a la Riqueza que impulsa su hijo Máximo con la excusa de financiar al Estado en medio de la pandemia del coronavirus. La vicepresodenta insiste en que el Poder Legislativo debe volver a funcionar, pero de manera remota, sin asistencia física “con recaudos” como reclama la oposición.

De esta manera se lo comunicó a la Corte Suprema de Justicia en su cuenta de Twitter, reclamando que se defina sobre su presentación para determinar si es válido que en el Senado se realicen sesiones a través de medios electrónicos.

La funcionaria busca que se reabra la Cámara alta fundamentalmente para debatir el impuesto que ya diagrama el Frente de Todos a través del diputado Carlos Heller, quien reveló que en caso de aprobarse el proyecto se recaudaría unos 3 mil millones de dólares de los patrimonios más altos del país.

En la red social, CFK citó tuits de la directora de Asuntos Jurídicos del Senado Graciana Peñafort, que hizo la presentación ante el máximo tribunal. «Explica que cuando la Corte Suprema quiere tratar y resolver un asunto, lo hace, independientemente de cualquier legislación y jurisprudencia», sostuvo Cristina.

Además mencionó fallos de casos como los de Carlos Fayt y Antonio Domingo Bussi; y argumentó que «cuando la Corte Suprema tiene la voluntad de ‘proteger y garantizar derechos’, hay caso. Claro que siempre es bueno analizar qué derechos son los que quieren proteger y garantizar».

La solicitud derivó ayer en que el procurador interino Eduardo Casal se mostrara en contra de que sea la Corte quien se expida sobre la legalidad de esta forma de sesionar. Sostuvo que no es «competencia originaria» de la Corte tratar el pedido de la vice para dar «validez legal» a eventuales sesiones remotas en el Congreso mientras se desarrolla el aislamiento social.

Vale recordar que la semana pasada Peñafort presentó una acción declarativa de certeza para que se determine «la validez legal de sesionar mediante medios virtuales o remotos», como la videoconferencia, por las restricciones del aislamiento. Los reglamentos de las Cámaras legislativas prohíben las sesiones no presenciales en el recinto parlamentario. Por lo que cualquier votación mediante el uso de medios virtuales podría ser declarada nula.