Hugo Moyano y ahora Gildo Insfrán, los dirigentes ejemplares de Alberto

8930

De mal en peor. El presidente se había desarmado en elogios hace unos meses con el líder camionero y este jueves endiosó al gobernador peronista de Formosa, perpetuado en el poder de forma antidemocrática desde hace 25 años.


En su recorrida por el norte argentino, Alberto Fernández dedicó casi la totalidad de su discurso en Formosa para enaltecer al gobernador local Gildo Insfrán​, quien reina en la provincia desde hace 25 años atropellando básicos preceptos democráticos. Paradójicamente, el presidente lo definió como uno de los “mejores políticos y mejores seres humanos”.

Se trató de un acto similar al que dio meses atrás en la reinauguración del Sanatorio Antártida que pertenece al gremio de Camioneros. En aquel entonces habían pasado los primeros días desde el inicio de la cuarentena cuando el mandatario calificó a Hugo Moyano de “inmenso” y “dirigente gremial ejemplar”. No hace falta recordar la inmensa cantidad de denuncias y acusaciones por currupción que envuelven al sindicalista, tanto en Camioneros como en Independiente, donde el clan preside.

“Uno quiere a las tierras por diferentes motivos, porque nació, porque vivió… Yo debo confesarles que quiero a Formosa por Gildo, quiero serles muy honesto. Conozco a Gildo hace muchos años”, comenzó el Jefe de Estado, que luego rememoró parte de su relación con el funcionario formoseño y puntualmente recordó el trabajo conjunto por el pacto de reparación histórica que el fallecido ex presidente Néstor Kirchner firmó en esa provincia el 28 de mayo de 2003, poco después de asumir al frente del gobierno nacional.

“Si durante cuatro años alguien se olvidó de Formosa, este 28 de mayo venimos para con Gildo volver a poner de pie a Formosa”, planteó Fernández. Seguido, volvió a ponderar al dirigente peronista y remarcó: “Estoy muy feliz de estar aquí. Cuando digo que uno quiere también a las tierras porque conoce a alguien querido. Y yo digo que quiero a Formosa porque conozco a Gildo. Lo conozco en su dimensión política, pero también en su dimensión humana, porque todos los que abrazamos la política porque tiene un tema central, que es ver de qué modo el ser humano vive un poco mejor, progresa, se desarrolla”.