Héctor Daer: “Es una canallada denominar ‘infectadura’ al Gobierno”

389

Así se expresó uno de los conductores de la CGT en referencia al documento que firmaron intelectuales, científicos y periodistas en contra la política de Alberto Fernández en medio de la pandemia.


La CGT le dio un importante respaldo al presidente Alberto Fernández al asegurar que el documento que unos 300 intelectuales, científicos y periodistas difundieron el viernes pasado -en el que aseguraron que “la democracia está en peligro” y que la Argentina vive “una infectadura”- es una “proclama canalla de un grupo variopinto de libres pensadores”.

“La democracia goza de muy buena salud”, fue el título del comunicado que emitió este martes la central obrera, en el cual aclaran que el descargo de los sectores opositores “no puede ni debe quedar sin respuesta porque el valor socio-político y económico de la democracia, que tantas vidas costó arrebatar a la más sangrienta y asesina dictadura, no puede ponerse en tela de juicio tan irresponsablemente”.

Para la cúpula gremial, “es una canallada denominar ‘infectadura’ al gobierno surgido por el voto libre y democrático de más del 50 por ciento de los argentinos hace sólo seis meses”. Y agregó: “Los trabajadores y el resto del pueblo de forma abrumadora se pronunciaron a favor de un Estado presente, luego de cuatro años de ausencia y abandono. Ese debate fue saldado en las urnas en pleno ejercicio democrático”.

En el texto se recordó que los líderes de todos los partidos políticos con responsabilidad de gobierno ofrecieron su apoyo a cada acción del Poder Ejecutivo y actuaron en consecuencia en los distritos. “El cuidado de la salud de los argentinos no es potestad de ningún partido o coalición sino de todos y cada uno de los gobernantes que ejercen esas facultades”, sostuvo la central que conduce Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio).

El documento que cuestiona la CGT fue firmado en primer lugar por la farmacéutica y biotecnóloga Sandra Pitta Alvarez, investigadora del CONICET, junto con otros 30 científicos de ese organismo, además de periodistas, intelectuales y artistas.

“La democracia está en peligro. Posiblemente como no lo estuvo desde 1983. El equilibrio entre los poderes ha sido desmantelado. El Congreso funciona discontinuado y la Justicia ha decidido una insólita extensión de la feria, autoexcluyéndose de la coyuntura que vive el país”, indica un fragmento del texto.