Kreplak: “Tenemos que seguir con la cuarentena hasta tener la vacuna”

491

El viceministro de Salud bonaerense volvió a alertar a la población sobre los números del coronavirus en la Provincia.


Mientras el noveno mes del año va camino a culminar su primera quincena, desde la Provincia ya empiezan a advertir cuál será el rumbo de las políticas sanitarias de aquí al resto del año. Desde el ministerio que conduce Daniel Gollan advirtieron que, a diferencia de lo que se preveía para esta altura del año, la orden de cuarentena todavía está lejos de levantarse.

Así lo dejó en claro Nicolás Kreplak al asegurar que el aislamiento habría que cumplirlo “hasta tener la vacuna”. Vale recordar que hace algunos meses el funcionario había aconsejado prolongar la cuarentena hasta el 15 de septiembre. Aunque sus cálculos no estaban acertados y ahora afirma: “Tenemos que seguir así hasta tener la vacuna”.

“Si utiliza el término como tradicionalmente se entiende con las restricciones, no hay cuarentena. Lo que es cierto es que tenemos al 50% de la población que sí está encuarentenada”, dijo Kreplak tras los dichos del presidente Alberto Fernández. Y posteriormente añadió: “Lo que creo que quiere decir el Presidente cuando habla del botón rojo es de poner una cuarentena, no de lo que estamos haciendo ahora”.

“Vamos a tener unos días más para ver si eso tuvo un impacto epidemiológico. En principio no estamos en condiciones de pensar en más aperturas”, opinó sobre la apertura de bares y restaurantes en la Ciudad. En ese sentido precisó que “venimos en cierta estabilidad de casos, no hay una suba geométrica. Fue creciendo lento pero continuo en muchos meses“.

El viceministro de Salud bonaerense habló sobre la situación de la cantidad de médicos en torno a la pandemia del coronavirus. Sostuvo que “hay que reducir la cantidad de casos, no aumentar la cantidad de terapistas. En Provincia se hizo notorio el tema de los terapistas porque entendimos que su voz tiene que estar presente, nos ayudan a explicar que hay que cuidarse más”. “Los médicos están dejando mucho, algunos la vida entera”, insistió el funcionario.