Hebe de Bonafini reclama que Inglaterra le devuelva el oro a Nicolás Maduro

2436

La dirigente social le envió una carta a la reina Isabel tras el fallo de la justicia británica que le prohibió al régimen chavista acceder al oro que tiene depositado en ese país. “Su país decidió robarle los ahorros en oro a Venezuela”, lanzó.


La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, envió una insólita carta a la reina Isabel en la que le exige la devolución del oro depositado en el Banco de Inglaterra por el gobierno de Venezuela, días después de que la justicia británica le negara el control de 51 toneladas de lingotes al chavista Nicolás Maduro porque el gobierno de Boris Johnson reconoce al jefe del Parlamento y de la oposición, Juan Guaidó, como presidente interino del país.

“En estos días me enteré que su país, que siempre fue colonialista, decidió robarle los ahorros en oro, depositados en bancos ingleses, al pueblo de Venezuela”, inicia la misiva de la dirigente K, que continúa: “Yo creo, mejor dicho: estoy convencida, que usted no necesita ese oro, ni tampoco el pueblo de su país. Me atrevo a decirle, de mujer del pueblo a mujer que reina: ¿no le parece un abuso de vuestra parte? Ese robo ¿no es un atropello?”.

Bonafini señala que tomó la decisión de escribirle porque ama al pueblo de Venezuela tanto como al argentino y completa con una dura crítica: “Espero sepa entenderme y pueda abrir su mano que ya tiene demasiado oro y que estoy segura no necesita más”.

“Hice una carta respetuosa, si la recibió o no, no lo sé. La mandamos a todos los medios traducida al inglés. Uno tiene que defender a los pueblos que la están pasando mal. Me parece de terror”, argumentó su accionar la dirigente en diálogo con la radio Siempre es hoy.

En ese sentido consideró que Venezuela necesita ayuda porque “tiene tanto hambre y tantos problemas” y que no es justo, a su entender, que un país se quede con su dinero y diga que lo va a entregar cuando ellos lo consideren, cuando esté en el poder la persona que ellos quieren.

El caso

La semana pasada, un juez británico le negó el acceso a Venezuela a más de 1000 millones de dólares en oro depositados en una cámara del Banco de Inglaterra, alegando que es ilegal entregárselo a Nicolás Maduro dado que Gran Bretaña no lo reconoce como presidente.

El dictador caribeño solicitó a la justicia local iniciar procedimientos a quienes participaron en el proceso. Indica que la decisión está basada en la “alucinante autoproclamación” como presidente interino de Venezuela de un diputado, en alusión a Guaidó, que no está mencionado en el texto, al que acusaron de ser el “cabecilla de una organización criminal internacional” que busca apoderarse de los recursos del país.