Hace dos semanas, Alberto Fernández negaba potenciar el cepo al dólar

410

Ahora Alberto dice que “los dólares son para invertir, no para guardar”. “¿Qué está más devaluado: el peso argentino o la palabra del presidente Fernández?”, ironizó la diputada de JxC, Marcela Campagnoli.


Desde la sede central de Arsat, en Benavídez, el presidente salió a defender la decisión del Gobierno en reforzar el cepo al dólar para evitar una mayor fuga de divisas en medio de la agobiante crisis económica que atraviesa el país. Dijo que “hacen falta dólares para producir, no para guardar”. Hizo foco en una “lógica de la economía” que “ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar”.

Sobre ello indicó que continuarán “trabajando y haciéndolo juntos”, y agregó: “Estoy convencido de que la inmensa mayoría de los argentinos quieren lo mismo que nosotros, quieren una Argentina que produzca y trabaje. Los dos objetivos que nos mueven y nos van a llevar a la victoria de los argentinos, no de un gobierno”.

Sin embargo, todo esto envuelve una nueva contradicción de Fernández. Dos semanas atrás en una entrevista con A dos Voces, él mismo rechazó endurecer el cepo y hasta dijo que es “malo”. “Siempre creí que los cepos son malos. Lo heredé y heredé un país en caída libre con las reservas. Yo no potenciaría el cepo. Pero tenemos que ver cómo podemos acumular dólares y que la gente empiece a recuperar la confianza en el peso. Es difícil verlo hoy pero es necesario que sea así”, indicó en aquel entonces.

“¿Qué está más devaluado: el peso argentino o la palabra del presidente Fernandez?“, analizó la diputada Campagnoli, de Juntos por el Cambio.