Expropiación de YPF: el juicio que le podría costar US$ 9.000 millones a la Argentina

2076

Nueva York mantendrá la jurisdicción del litigio que lleva adelante el grupo Burford por la medida que tomó el kirchnerismo en 2012.


Fuerte revés judicial sufrió la Argentina este viernes al conocerse el fallo de la jueza del Segundo Distrito Sur de Nueva York Loretta Preska, quien dispuso que la causa sobre la expropiación de la petrolera YPF, llevado adelante en 2012 por el Gobierno de Cristina Kirchner, continuará en los tribunales de los Estados Unidos.

De este modo, los fondos de inversión Burford Capital y Eton Park que compraron los derechos de litigio contra el país en el caso YPF, podrían pedir que la magistrada ordene a la entidad y al Gobierno nacional abonar un resarcimiento por presuntos daños económicos. La cifra podría alcanzar los 9.000 millones de dólares.

La decisión se conoce un año después de que Preska le solicitara a la Argentina y a los demandantes, que presentaran escritos para respaldar sus respectivas posturas respecto de dónde debería continuar el caso.

Durante la gestión de Cambiemos, Mauricio Macri había presentado una moción para desechar la demanda bajo el argumento de “foro no conveniente”. Argumentaron que se trata de una compañía radicada en el país y que es aquí mismo donde debe llevarse adelante el proceso.

La cuestión de fondo en el juicio tiene que ver con el reclamo de una accionista minoritario de YPF en el momento de la nacionalización, que busca tener un tratamiento igualitario al que tuvo Repsol, que cobró una indemnización de U$S5000 millones.

El tema de fondo ahora será determinar si el Gobierno argentino debió haber realizado a todos los accionistas de la petrolera una oferta para comprar sus acciones, tal como hizo con Repsol. Uno de esos accionistas minoritarios era el Grupo Petersen a través de dos firmas. Tras la nacionalización, Petersen no pudo seguir pagando un crédito con el que había accedido a esa posición accionaria, por lo que un tribunal español declaró su quiebra.

Hay distintas estimaciones acerca de cuál podría ser el costo para la Argentina en caso de perder este juicio, pero los expertos indican que la demanda total podría ubicarse entres los 3.000 y los 9.000 millones de dólares.

El fondo de inversión inglés Burford, especialista en litigios de este tipo, compró los derechos del juicio al Grupo Petersen y se lanzó a buscar una indemnización a la justicia neoyorquina.

En los últimos meses ese fondo sufrió un traspié en el litigio contra el país. La agencia estadounidense Muddy Waters aseguró en un reporte que Burford “mintió” a sus inversores sobre la potencial ganancia que podrían tener sus accionistas por el juicio contra YPF.

La firma estadounidense calificó al estudio de abogados Burford de “pobre disfrazado de grande” y señaló que esta firma “corteja a los inversores” con métricas que “no tienen sentido”, dado que están manipuladas. “Están muy manipulados y engañan mucho a los inversores sobre sus rendimientos reales”, dijo Muddy Waters.

Fuente: Clarín