El kirchnerismo bloqueó el debate por el DNU que le da “superpoderes” a Cafiero

479

El presidente le otorgó la libertad de reasignar partidas presupuestarias sin límite y sin el aval del Congreso. La oposición quiso tratarlo este jueves en Diputados, pero el oficialismo cerró filas.


Antes de que se tratara la reforma a la Ley de Educación y la teleasistencia sanitaria este jueves en Diputados, la oposición intentó sin éxito incluir en el temario el DNU firmado por Alberto Fernández que le brinda poderes especiales al jefe de Gabinete Santiago Cafiero, para reasignar partidas presupuestarias sin límites en el marco de las medidas para afrontar la pandemia de coronavirus. Como se esperaba, el oficialismo junto con la colaboración de algunos aliados, bloqueó la iniciativa.

El legislador radical Gustavo Menna elevó una moción de orden para debatir el dictamen de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo. “Hubo un claro apartamiento de la Constitución por parte del Poder Ejecutivo al dictar el decreto 457/20, que avasalla las competencias de este Parlamento y en el cual se reimplantan los superpoderes”, aseguró el diputado por Chubut. Y añadió: “Pone en cuestión una atribución, tal vez la más importante del Poder Legislativo, que es aprobar la Ley de Leyes, el Presupuesto. Nadie puede dudar que es una atribución exclusiva del Congreso de la Nación”.

El escandaloso Decreto de Necesidad y Urgencia dispuso un aumento del gasto público de $498 mil millones y facultó a la jefatura de Gabinete a reestructurar partidas sin control del Congreso y sin el límite del 5% del Presupuesto, que regía hasta ese momento. La maniobra despertó la furia de Juntos por el Cambio, cuyos miembros siguen expresando su repudio en las redes sociales y advirtieron que la semana que viene volverán a insistir para tratarlo en la Cámara Baja.

En defensa del Gobierno, la dirigente oficialista Lucía Corpacci argumentó que el “Estado tiene que reasignar partidas. Es una necesidad poder tener los recursos para equipar los hospitales, sostener la industria que quedó en pie, pagar los subsidios, a los jubilados y las asignaciones”.

Con mayoría, el Frente de Todos frenó la moción de JxC. El oficialismo votó en contra y reunió 127 votos con integrantes del interbloque Federal (conducido por Eduardo Bucca) y Unidad Federal para el Desarrollo (de José Luis Ramón). A favor votaron las bancadas de Juntos por el Cambio, el Frente de Izquierda, Graciela Camaño, los socialistas Enrique Estévez y Luis Contigiani, la peronista cordobesa Claudia Márquez y dos diputadas del Frente de Todos: Rosa Muñoz y Romina Uhrig.

Algunos referentes del espacio opositor criticaron con dureza al bloque K.