El Gobierno se negó a rechazar el fraude de las elecciones en Venezuela

400

La Argentina una vez más mantuvo silencio y no firmó la declaración conjunta de varios países de la región en la que calificaron como fraudulentas e ilegales los comicios en Venezuela.


En otro gesto paupérrimo del kirchnerismo hacia el régimen chavista, el Gobierno nacional se mantuvo al margen de las elecciones legislativas que impulsó el oficialismo en Venezuela y que fueron denunciadas como fraudulentas por la oposición. Con mayor precisión, la Argentina no quiso firmar una declaración conjunta que realizaron países de la región contra los comicios.

Desde la Casa Rosada y la Cancillería descartaron que el Ejecutivo nacional emitiera “en las próximas horas” su postura oficial respecto de las elecciones que se realizaron este domingo en el país bolivariano.

Las mismas fuentes no pudieron precisar una fecha para que se conociera la posición oficial de la Argentina, y se limitaron a indicar que se pronunciarán cuando tengan “toda la información necesaria para poder opinar”. En tanto, unos 16 países de la región emitieron hoy una declaración conjunta en la que rechazaron los comicios de Venezuela, al considerar que “carecen de legalidad y legitimidad”.

El texto fue encabezado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Santa Lucía. En el mismo indicaron que las elecciones fueron “llevadas a cabo sin las mínimas garantías de un proceso democrático, de libertad, seguridad y transparencia ni de integridad de los votos ni la participación de todas las fuerzas políticas ni de observación internacional”.

Además de la Argentina, Bolivia, México y Uruguay tampoco participaron de la misiva. No obstante, en un comunicado emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay, el Gobierno uruguayo destacó que siguió con “suma atención y preocupación el proceso de elecciones legislativas”.

“Dicho acto electoral no fue llevado a cabo en conformidad con los principios y valores democráticos, al carecer de garantías mínimas de transparencia para que la voluntad del pueblo venezolano en su conjunto se vea fielmente reflejada en las urnas”, informó el Gobierno de Luis Lacalle Pou.