El camino de las empresas automotrices hacia la “nueva normalidad”

401

Daniel Herrero, CEO de Toyota, analiza la situación del sector en tiempos de pandemia y cómo es el protocolo que se instaló en la planta de Zárate. “No se puede evitar el riesgo pero si se puede minimizar”, indicó.


Después de dos meses paralizada, la automotriz japonesa de Toyota que se encuentra en la ciudad de Zárate, reanudó su producción hace una semana con casi la mitad de sus empleados y a un ritmo mucho menor por las limitaciones de la pandemia de coronavirus.

En Palabra de Leuco por TN, el CEO de la compañía contó que “es una situación muy especial. Arrancamos con la producción con un turno de producción. De las 6200 personas que están en Toyota, solamente 2300 están viniendo a trabajar. Pero eso nos permitió en la primera semana producir unas mil unidades de las cuales 80% se destinaron a exportación”.

“La responsabilidad es muy grande, no solo por las personas que trabajan en la planta de Zárate, sino que atrás de eso hay una cadena de valor de alrededor de 12 mil personas en 5 provincias y 42 municipios. Entonces hay que operar con mucha responsabilidad y con pasos muy seguros para ir buscando las nuevas normalidades”, explicó el empresario.

Sobre el protocolo que se lleva a cabo a la hora del traslado y la llegada de los empleados a la planta, Herrero señaló que “cada uno viaja en un micro de transporte privado”. “Duplicamos la cantidad de micros para que la persona pueda venir todos los días en el mismo asiento. Cuando sube al micro muestra su DNI, viajan solamente del lado de la ventanilla para respetar el distanciamiento social. Al llegar, pasan por las alfombras de desinfección y entran a un pasillo con una cámara térmica. Si tiene más de 37,3° de fiebre queda aislado“.

Ya hicimos más de 500 test en una semana. Todos dieron negativos. No se puede evitar el riesgo, se puede minimizar con los protocolos de seguridad. Pero a la medida que vayamos mejorando día a día, podemos cuidarnos y tratar de volver a esa nueva normalidad después de la pandemia. Lo que sí tenemos claro es que ninguna pandemia nos puede cambiar el lugar de producción de los vehículos”, concluyó el CEO.