Dos décadas de corrupción y autoritarismo K

1116

El sol del 25 viene asomando. Mañana es el día de la Revolución de Mayo que es patrimonio sagrado de todos los argentinos. El acto por los 20 años de la asunción de Néstor y con Cristina como única oradora, es un nuevo intento de apropiarse de la celebración patria. Parece una verdad de Perogrullo. Pero la patria es de todos, no de Cristina. Estees uno de los valores que destruyó la dinastía Kirchner en estas dos décadas de corrupción de estado y autoritarismo chavista. Han profanado los derechos humanos y el feminismo con la idea fija de ponerle la camiseta pingüina a todo. Ya lo dijo la propia Cristina. Vamos por todo. Y no pudieron lograrlo hasta ahora, solamente por la lucha valiente y resistente de una parte importante de la sociedad, de la justicia y del periodismo.

Mañana celebran que hace 20 años empezaron con este copamiento del estado. Se aprovechan de que una gran parte de los argentinos están ocupados y preocupados con temas trascendentes. 

Es respetable y comprensible que una mayoría de los compatriotas que hoy tienen su escarapela en el pecho, estén tratando de vivir y sobrevivir y no morir en el intento. Los Kirchner y sus talibanes, en lugar de tratar de salvar a los que más sufren, eligieron salvar a Cristina, millonaria y condenada por la justicia a 6 años de prisión.

No hay que permitir que cercenen las libertades que nos supimos conseguir en aquel 25 de mayo de 1810. Ya en aquel momento nuestros patriotas decretaron el otoño de los virreyes. Los indignados de mayo destituyeron al virrey Cisneros y entronizaron al primer gobierno patrio encabezado por Cornelio Saavedra.

La patria está en peligro. Estamos atrapados sin salida. Es un círculo vicioso y confiscatorio entre Santa Cruz y Venezuela pasando por Formosa. 

Quieren instaurar un nuevo régimen, contrario a la República. Populismo de cuarta. Autocracia jurásica.

No hay futuro sin una democracia moderna, con división de poderes, libertad absoluta, federalismo en serio y con igualdad de oportunidad para todos sin corruptos ni golpistas. Podemos y debemos apoyarnos en las ideas y pasiones de aquel 25 que fue el más glorioso de nuestra historia.

Julia Prilutzky Farny dijo que la patria es el primer misterio inapelable y que se ama una tierra como propia y se quiere volver a sus entrañas…Allí donde partir es imposible/ donde permanecer es necesario/Donde nunca se está del todo solo / donde cualquier umbral es la morada/ Allí donde se quiere arar y dar un hijo/ Allí donde se quiere morir… allí está la patria.

Mañana se cumplen 20 años del comienzo de la enfermedad infantil del peronismo que intentó instalar un nacional populismo chavista y que destruyó los principales valores de nuestro pueblo.

Hace exactamente 20 años, Néstor Kirchner arrancó su experimento nefasto de trasladar a nivel nacional el modelo feudal que había fundado en Santa Cruz.

Hoy podemos hacer un balance de la catástrofe económica, social e institucional que produjeron. De todas las calamidades que inocularon en la sociedad creo que la más grave es el odio al que piensa distinto y la fabricación de una grieta que nos va a llevar años poder cerrar.

Néstor y Cristina siempre fueron malas personas con voracidad por el poder y el dinero. Pero encontraron en las teorías del neo populismo marxista de Ernesto Laclau la justificación ideológica para su mezquindad, maltrato, codicia y la estigmatización de sus enemigos.

Los resultados de la hecatombe que produjeron explotaron en la actualidad 

y por eso, la gran mayoría de argentinos lo definen como el peor gobierno de la historia democrática. 

Han logrado convertir a nuestro sufrido país en tierra arrasada. Es tan grande la inoperancia del fanatismo ideologistaque dinamitaron hasta su propia coalición de gobierno. Hoy es el Frente de Todos contra todos. 

Siempre digo que Cristina es la persona que más daño le hizo a la Argentina y la que más daño le puede seguir haciendo.

Nadie puede planificar nada en esta tierra arrasada por Cristina y su banda delictiva. No hay precios de los productos y no hay productos. No hacen nada para frenar la inflación que coquetea con la híper y por el contrario toman medidas para acelerar y profundizar el estallido económico. Pero lo más grave es que el kirchnerismo se ha transformado en el aguantadero de todo tipo de delincuentes. De los corruptos ladrones de estadocondenados como Cristina, Boudou, Lázaro, Uribarri, Milagro Sala y cientos más. Y del lado de los dictadores criminales que gobiernan Cuba, Venezuela, Rusia e Irán.

En esa no se equivocan. Siempre del lado de los victimarios. 

Se tiran con todo. Con la misma saña con la que les tiran a los periodistas, jueces y opositores, ahora los misiles explotan puertas adentro.

A 20 años del comienzo del kirchnerismo, estamos asistiendo al comienzo del fin. Cristina lo hizo. 

No se equivocan nunca. Siempre están del lado del eje del mal. A favor de los victimarios y en contra de las víctimas. La cultura presuntamente progre, pero en realidad, profundamente reaccionaria e inhumana del falso garantismo zaffaroniano fue entronizada por Néstor y Cristina.

¿Hasta cuándo van a seguir repitiendo esas boludeces de que la seguridad es una bandera de la derecha y de los ricos? Todos los días matan laburantes o jubilados. 

Pero lo peor, es que el combate feroz entre ellos, es por llevar el féretro de un gobierno que ya está políticamente muerto. Todos los ministros huyen o quieren huir. Los funcionarios no saben con quien hablar y la parálisis de gestión va derechito hacia un colapso social

Néstor y Cristina vinieron por todo, y para siempre y no dudaron en fracturar nuevamente a los argentinos. De todos los pecados capitales que cometió el matrimonio Kirchner, tal vez este sea el peor de todos. El que más retraso y dolor generó en nuestro bendito país y el drama que más tiempo va a llevar poder superar. 

Y esto es lo más profundo que se va a dirimir en las próximas elecciones. Es la confrontación en las urnas entre un modelo chavista que genera más pobreza y menos libertades y otro republicano popular que quiere volver a la producción, el mérito y a insertarse entre los países que progresan y no entre los que regresan como Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Las decadencia K ya lleva 20 años a nivel nacional. Es hora de que los argentinos con su voto cierren esta etapa nefasta y peligrosa. Las urnas están abiertas.

Manuel Belgrano, que fue un gran patriota de verdad, nos dio su palabra: “La patria es el sentimiento de libertad que es capaz de transformar en héroes a los ciudadanos más simples”. 

A esta epopeya estamos convocados todos los días. Ayer, hoy y siempre. Para que el sol del 25 siga asomando para todos. Y esa construcción colectiva llamada patria nos llene de orgullo y bizarría como esa bandera que a San Lorenzo se dirigió inmortal. Después de haber cruzado el continente, exclamando a su paso, libertad.

Editorial de Alfredo Leuco en Radio Mitre