Dos “cristinistas” comandarán la intervención de los entes reguladores de luz y gas

395

Por disposición del Gobierno, entre otras medidas revisarán los aumentos de tarifas durante la gestión pasada. Se ordenó la suspensión de las funciones de los actuales miembros de los directorios, sin goce de sueldo hasta fin de año.


Mientras todas las miradas se la lleva la pandemia del coronavirus y la dirigencia política se mantiene abocada a la situación sanitaria con sus máximas medidas de prevención, el Gobierno nacional aprovechó para oficializar la intervención del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE​) y del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), en ambos casos hasta el 31 de diciembre próximo, a través de los decretos 277 y 278/2020 publicados hoy en el Boletín Oficial.

En el ENRE, se designó como interventor a Federico Basualdo, quien ya ocupó un lugar en el directorio del Ente en 2014 como vocal. En tanto, como al frente del Enargas fue nombrado Federico Bernal, director general del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC). Llama poderosamente la atención que se trate de dos “ultracristinistas” que eran resistidos por algunos sectores más moderados de la administración de Alberto.

Ambos personajes son muy críticos de la política tarifaria que llevó adelante la gestión de Mauricio Macri. En el caso de Bernal, reivindica la gestión de Julio De Vido como titular del ministerio de Planificación y es muy elogiado por Cristina Fernández de Kirchner.

Entre las principales acciones que tomarán al mando de las entidades, abrirán una investigación sobre lo actuado por sus predecesores en los cuadros tarifarios vigentes. “En caso de detectarse alguna anomalía, los interventores deberán informar al Poder Ejecutivo Nacional los resultados de la misma, así como toda circunstancia que consideren relevante y deberán aportar la totalidad de la información de base y documentos respectivos, proponiendo las acciones y medidas que en cada caso estime corresponda adoptar”, advierten.

Los interventores deberán, en un plazo de 180 días, iniciar el procedimiento de revisión de los concursos de los actuales miembros de los directorios del ENRE y del Enargas, y en caso de que resuelvan su anulación, o si hubiese concluido el plazo de mandato de alguno de ellos, deberán iniciar el proceso de selección de quienes los reemplazarán”, puntualizan los decretos.