Diego Cabot: “Nunca creí que este Gobierno iba a hacer algo distinto a lo que hace”

656

“Una de las cosas que más me sorprende son los sorprendidos”, ironizó el periodista, que cuestionó al oficialismo por su afán de desprestigiar a los medios de comunicación.


Mientras se agudiza el debate de la libertad de expresión en medio de denuncias e intentos por parte del kirchnerismo para acallar a periodistas y sectores representativos de la oposición, Diego Cabot apuntó contra el Gobierno por buscar denigrar al periodismo.

Una de las cosas que más me sorprende son los sorprendidos. Nunca creí que este Gobierno iba a hacer algo distinto a lo que hace. Cuando uno se prepara a las conductas previsibles es más fácil, pero cuando llega, es difícil transitarlo porque siempre es desigual la pelea. Nosotros informamos, hacemos un trabajo, tratamos de que se corrobore después lo que contamos. No estamos en realidad en una confrontación de todo el día para destruir al otro. Pero del otro lado, tenés gente que dedica muchísimo tiempo al periodismo y nos pegan en el lugar donde más duele, que es la credibilidad”, analizó el periodista de La Nación, quien destapó la trama de corrupción más grande de la historia argentina, que luego derivó en el origen de la causa de los Cuadernos de las Coimas.

Los otros periodistas trabajamos con un estrés muy grande por publicar una nota. Sufrimos todo el tiempo la elección de nuestros lectores, televidentes u oyentes, osea todo el tiempo estamos en un constante momento de evaluación. Algo que en la política no sucede porque ni se inmutan cuando algo sucede y la gente los reprueba, siguen haciendo lo mismo”, añadió Cabot en Palabra de Leuco.

Y concluyó: “Por eso nosotros seguimos trabajando con nuestra credibilidad y con nuestra honestidad para informar a la sociedad. Y que la gente después decida, opine, cuestione. El periodista entrega datos, análisis, su opinión que no es más que eso. Pero cuando nos pegan en la credibilidad, nos están pegando un nuestro principal activo. Reconozco que es difícil el lugar donde nos ponen. Es muy difícil convivir a diario con eso, pero estoy acostumbrado”.