Dan turnos a adultos mayores para la segunda dosis y al llegar, les dicen que se acabaron

1386

El hecho sucedió en algunos vacunatorios del conurbano. También hubo turnos cancelados por la escasez del segundo componente de la Sputnik V.


No sólo no falta el segundo componente de la Sputnik V contra el coronavirus, sino que también se juega con la ilusión de los adultos mayores que en las últimas horas fueron citados para supuestamente recibir la segunda parte del esquema ruso. Al llegar, se encontraron con que no había vacunas.

Clarín pudo relevar que esta situación ocurrió en varios vacunatorios del AMBA. Se dieron turnos para aplicar la segunda dosis de la Sputnik y en realidad, no había. O sólo había primeros componentes. Hasta ahora, un total de 7.875.585 personas han recibido el componente uno y apenas 1.540.160, el dos. Es decir, el 19,5 por ciento.

El problema se vio reflejado en las redes sociales, donde varios usuarios se mostraron indignados por la situación. “Me lo dieron el viernes (el turno). Hoy me lo suspendieron. Son perversos!”, tuiteó una mujer por una cancelación en Don Torcuato. “Mi madre contaba los días, el domingo tenía turno. 86 años tiene. Tengo bronca, impotencia, tristeza”, tuiteó otra por una cancelación en Quilmes.

Algo similar ocurrió en San Miguel: “Mi madre tiene 86 años. Ya lleva más de tres meses desde la primera dosis. Estaba ilusionada con la segunda. Anoche le cancelaron el turno. Siga la joda…”, disparó otra usuaria de la red social.

“Yo soy muy enfermo”, dice un hombre en un video que se viralizó, al acercarse a la puerta del centro de vacunación. La responsable del lugar explica que a la mañana había habido vacunas y que a la tarde se acabaron. “No hay más dosis pero se van a reprogramar”, dice la funcionaria.

Un turno de segunda dosis cancelado.

También en la Ciudad hubo problemas en las últimas horas con los turnos de la Sputnik. Les dieron turnos a adultos mayores que debían recibir la segunda dosis de la vacuna rusa, pero en realidad era un error del sistema, porque no había disponibilidad de vacunas. Según pudo saber Clarín, hubo personas que concurrieron a la sede de vacunación y en el lugar recibieron la mala noticia.

La falta del componente 2 de la Sputnik es el gran déficit que hoy vive el país, en momentos en que la llegada de vacunas de otros laboratorios se está acelerando. Por eso la ministra Carla Vizzotti afirmó este miércoles que el Gobierno estudia la posibilidad de combinar la Sputnik con alguna otra vacuna. Aunque en rigor, esa alternativa aún está en etapa de investigación.

Para las próximas horas se esperaba la confirmación de un nuevo vuelo a Rusia, con la posibilidad de que traiga dosis del segundo componente. Pero nadie en el Gobierno se animaba a confirmarlo y mucho menos a poder decir qué cantidad de dosis podrían ser.

Los turnos para la aplicación del segundo componente de la Sputnik V se otorgaron cuando arribaron las últimas 480 mil dosis, el 8 de junio. Pero en el Conurbano, al parecer, se habrían dado más turnos que las vacunas que había en stock. Y entonces los adultos mayores sufrieron el problema por partida doble.

En cuanto a la situación en la Ciudad, fuentes oficiales explicaron a Clarín que “hubo un error en el circuito de la vacunación. Son personas que se vacunaron pero luego recibir la dosis no dejaron registrado en el sistema ese día en la posta. Nos aparecen como asistidos pero no como vacunados”.

Y agregaron: “Llegaron citaciones pero era para la primera dosis de la Sputnik, y era gente que ya se la había dado. El problema ya fue solucionado”. También dijeron que “afectó a unas mil personas, cuando estamos vacunando a unas 35 mil por día”.

La ilusión por aplicarse la segunda dosis hizo que, de todos modos, algunas personas concurrieran a los centros de vacunación porteños, ante la duda de si había un error en la información del turno. Es decir, para no perderse la posibilidad de darse la segunda dosis en caso de que efectivamente estuviera disponible. Y entonces se llevaron el chasco.

Desde la Provincia, no hubo explicaciones sobre las causas de la cancelación de los turnos que ya habían sido otorgados. Ahora deberán esperar a que un nuevo vuelo a Rusia pueda traer el tan ansiado y escaso segundo componente.

Fuente: Clarín