Crece el reclamo por la falta de protocolos y escasez de insumos médicos en Chaco

464

Tras la muerte del Dr. Miguel Duré, jefe de la terapia intensiva del Hospital Perrando de Resistencia, sus colegas profundizaron las críticas contra el Gobierno provincial.


Crecen los reclamos de trabajadores y sindicalistas de la salud pública luego de la muerte del jefe de terapia intensiva del Hospital Perrando, Miguel Duré, luego de contraer coronavirus a causa de la falta de protocolos y escasez de insumos médicos para afrontar la pandemia. Un reconocido profesional consagrado que había formado distintas camadas de médicos desde hace casi 30 años y que fue despedido con mucho dolor por sus colegas.

En medio de la conmoción que generó su partida, siguieron las quejas por falta de elementos de trabajo en el establecimiento y posteriormente el Gobierno provincial se ocupó de entregar un kit de suministros.

En diálogo con Alfredo Leuco en Le doy mi Palabra, por Radio Mitre, el médico Ernesto Urbina aseguró: “No existe un convenio con las clínicas y sanatorios privados. Los sanatorios no tuvieron apoyo económico ni se coordinó la cobertura de semejantes gastos para prevenir que se contagie el personal”.

“Esto tiene décadas de desatención de servicios públicos y llevó a esta situación de un falso negativo. El Dr. Duré y el equipo no tenían el equipo adecuado y sucedió lo que sucedió. Con este gran reclamo que hubo, comenzaron a repartir barbijos N95 pero hay una desorganización y falta de protocolos”, agregó.

“Tenemos la gran ventaja de que sabemos que hay protocolos pre establecidos. No hay personal especializado en terapia intensiva, podés comprar un respirador, hacer edificios, pero un profesional no lo podes hacer en un mes. Se fueron perdiendo porque nunca fueron valorados. Son todas improvisaciones; en estos 13 años hubieron 10 ministros de salud; todo improvisación”, finalizó Urbina.