Bronca en el Gobierno por la aparición de Berni en los controles de tránsito

1006

El ministro de seguridad bonaerense discutió con el jefe del operativo en Puente La Noria. “Si hubiese tenido buenas intenciones, me hubiese llamado”, cuestionó el secretario de la cartera nacional, Eduardo Villalba.


“Cruzó la línea”, afirman desde la Casa Rosada. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni se llevó las miradas en la mañana de este miércoles al aparecer sorpresivamente en los controles dispuestos en el Puente La Noria, en el primer día de la nueva cuarentena estricta en el AMBA.

Con gestos ampulosos y visibles muestras de enojo, el funcionario discutió con el jefe del operativo. Su exposición a las cámaras y sus declaraciones a la prensa generaron la respuesta de Eduardo Villaba, secretario de seguridad de la Nación.

“Los controles son para facilitarle la vida a la gente, no para generarle más quilombo en esta situación especial. Tenemos diez kilómetros de cola cuando a sólo 100 metros hay cinco carriles libres. Hay que tener un poco de sentido común y una ambulancia no puede estar 20 minutos para pasar”, lanzó Berni a la prensa que cubría el operativo tras discutir con las fuerzas federales.

La respuesta del secretario nacional fue la siguiente: “Se presentó el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires excediendo sus responsabilidades y de una manera muy irresponsable también. No sé lo que está esgrimiendo. El Ministro tiene mi teléfono. Si sus intenciones fueran de responsabilidad y de buenas intenciones, me hubiese llamado y no aparecer frente a las cámaras de televisión”.

Villalba explicó que las complicaciones en el flujo de vehículos por el Puente La Noria pudieron darse por diferentes motivos y que el carril exclusivo para personal esencial de salud y seguridad está en el viejo puente que atraviesa el Río Matanza-Riachuelo. Esas demoras fueron las que provocaron el enojo de Berni. “Es un caso puntual que debe ser atendido por el personal policial. Eso no amerita que un ministro de la provincia vaya en su moto a dar órdenes a la fuerza federal”, aseguró el secretario en diálogo con América.

El funcionario nacional aclaró que no existe ninguna interna entre él y el ministro de Seguridad bonaerense, a pesar del claro contrapunto que existe con el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic.

Sin nombrar a su par bonaerense, Frederic le contestó a través de su cuenta de Twitter: “Hay que salir de la queja y llevarle tranquilidad a la gente”.

“Los controles vienen desde hace tres meses. No hubo mayores problemas salvo en un par de controles del sur. Hay que tener en cuenta que las personas que van por ahí no solo van a la Ciudad de Buenos Aires, sino también van al Acceso Oeste, al Acceso Norte. Todo el mundo sabía que a partir del día de hoy había una situación más restrictiva y nosotros queremos que sea una situación restrictiva. No queremos complicarle la vida a la gente, pero estamos priorizando una cuestión de salud”, cerró Villalba.