Absolvieron a Ricardo Echegaray en una causa por presunto contrabando

1008

Era investigado por la compra irregular de un auto diplomático en 2006 para la a Oficina Comercial y Cultural de Taiwán en Argentina. La Aduana y la Fiscalía no pidieron condena.


La querella de la Aduana sostuvo que no corresponde pedir una condena para el extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, por la presunta importación irregular en 2006 de un auto diplomático para la Oficina Comercial y Cultural de Taiwán en la Argentina, porque durante el juicio en su contra no se encontraron “elementos que den sustento a una acusación”.

“La participación de los imputados en los hechos juzgados resulta atípica”, “no se verifica burla al código aduanero” y “todo fue hecho bajo acuerdos políticos”, fueron algunos de los argumentos que dio el abogado que representa a la querella de la Aduana, Ariel Germán, durante su alegato.

El abogado destacó, además, que la importación de un auto bajo el régimen diplomático tenía como “autoridad de aplicación” a la Cancillería, por lo que no correspondía acusar al extitular de la Aduana.

Un auto Mercedes Benz, el centro de la polémica.

El juicio oral a quien supo ser el jefe de la AFIP había comenzado el 3 de marzo, y tras ser suspendido el 20 de ese mes (a causa del coronavirus) se reanudó la semana pasada por videoconferencia.

En la audiencia de este martes participaron los jueces del Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) 1, Diego García Berro, José Michilini e Ignacio Fornari; el fiscal Marcelo Agüero Vera y las partes, además de los periodistas que pudieron observar el debate.

Además de Echegaray, el otro acusado en este proceso es Chun Teh Hsieh, exresponsable de la Oficina Comercial y Cultural de Taiwán en el país, que fue el beneficiario de la importación con franquicia diplomática de un vehículo de alta gama en 2006, en base a una excepción que se discute en el debate oral por supuesto “contrabando agravado”.