Un economista desafió a Máximo a que venda sus dólares a $140

1945

En medio de las críticas al campo por la liquidación de cosechas, Daniel Artana se quejó del doble discurso del kirchnerismo y puso de ejemplo al diputado. “Ni siquiera paga retenciones, hace mejor negocio que el campo..”


Tras los permanentes cuestionamientos del presidente Alberto Fernández al campo por no liquidar los dólares de las cosechas, el economista Daniel Artana desafió al diputado Máximo Kirchner a vender sus dólares declarados para solucionar la falta de divisas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

“Hay una carga ideológica de una hipocresía importante, porque pensá que independientemente de que la propiedad es privada, y que el productor tiene el derecho a hacer lo que quiera con su soja o producto, vos fijate el doble discurso porque tenés personas importantes del kirchnerismo que tienen su declaración jurada cargada de dólares“, sostuvo en diálogo con LN+.

Y desafió: “Si el BCRA necesita dólares por qué no le van a pedir primero a Máximo Kirchner por qué no va a vender dólares a $140, ni siquiera paga retenciones, hace mejor negocio que el campo”.

El jefe de FIEL se quejó por la falta de coherencia en el Gobierno, y cuestionó la últimos dichos del Presidente contra el sector. “Que te obliguen a liquidar un elemento como la soja debe ser ilegal. Es algo que no se puede hacer”, cuestionó.

A su parte, aseguró que el Frente de Todos apuesta a la estrategia de buscar un culpable para “diluir la responsabilidad que tienen por una serie de errores visibles”, y denunció el gasto público generado.

Es un Gobierno acostumbrado a gastar y gastar. Como la recaudación no alcanza le da a la maquinita como si no tuviese consecuencias, entonces después tenés inflación, que se va a niveles extravagantes y te echan la culpa a vos, al empresario, al taxista, porque la estrategia es tratar de diluir responsabilidades”, afirmó.

Por último, Artana reprochó: “Están tratando de manotear algo al campo para ver si con eso pueden financiar otro ‘plan platita’. Y les fue mal con el plan platita. Ni siquiera hacen cosas que le sirvan. Fijate que al final del cuento terminan con una inflación que les termina licuando el poder político. No pueden ni hacer lo que les conviene”.