Separan a un subcomisario y continúa la búsqueda de Facundo Astudillo Castro

943

El joven no es visto desde el 30 de abril cuando fue demorado en un retén policial en la Ruta 3. La causa que investiga lo sucedido fue caratulada como “desaparición forzada”.


El Ministerio de Seguridad bonaerense desafectó esta semana al subcomisario Pablo Reguilón que estaba al mando de la comisaría de Mayor Buratovich, la zona en la que fue visto Facundo Astudillo Castro por última vez el 30 de abril. Así decidió luego de que el abogado de la familia denunciara amenazas por parte del jefe policial, según precisaron fuentes de la cartera que dirige Sergio Berni.

Según denuncia su familia, la investigación está repleta de irregularidades, inconsistencias y declaraciones contradictorias de los efectivos que declararon haber visto al joven de 22 años en esa localidad y después en Teniente Origone. Acusan que después de llevarlo a la comisaría, “lo hicieron desaparecer”.

“Realmente es un caso muy difícil y empezamos de cero”, señaló a los medios un detective del caso, sin descartar ninguna hipótesis.

Este martes, al menos 200 efectivos de distintas fuerzas federales comenzaron un importante rastrillaje a lo largo de la Ruta Nacional 3. Participan del operativo las delegaciones de la Policía Federal Argentina (PFA) de Bahía Blanca, Mar del Plata, Dolores, Chascomús, Pinamar, Tandil, Olavarría y Necochea, de la división de canes K9, y agentes de Gendarmería Nacional Argentina, Policía Aeroportuaria y Prefectura Naval.

Con la ayuda de un helicóptero y dos drones, recorren el tramo entre Pedro Luro y Teniente Origone y desde esta localidad hacia Bahía Blanca. La investigación se centra en las tareas de inteligencia que realice el personal especializado de la División Búsqueda de Prófugos y Personas Desaparecidas de la PFA, que fue convocada por la jueza federal María Florencia Marrón, así como por la delegación local de Delitos Federales y Complejos de la misma fuerza.

Además colaboran en la búsqueda la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN), la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (DOVIC). Los uniformados se alojaron en escuelas de las localidades de Médanos, Argerich, y también en la ciudad de Bahía Blanca.

Hace 75 días, luego de salir de su casa en Pedro Luro, Facundo fue demorado en un retén policial en Mayor Buratovich, Ruta 3, por incumplir la cuarentena mientras se dirigía a dedo a lo de su ex pareja en Bahía Blanca según le había confesado a su madre, Cristina. Nunca llegó a destino.

Estoy absolutamente confiado en la investigación judicial. Tengo muchas esperanzas en términos judiciales, que es confianza en que podamos resolver este caso de manera rápida. Tenemos los testimonios que son la prueba subjetiva, que está muy cerca de conectarse con pruebas objetivas, que nos permita a nosotros la construcción de una hipótesis en la que sin lugar a dudas hay una vinculación de esta institución con una historia tan pesada en los sentimientos de los argentinos que tiene que ver con el accionar de la (policía) bonaerense. Estamos absolutamente convencidos de que los vamos a poder resolver por el lado de la Justicia. (…) Soy absolutamente optimista de esclarecer junto a la fiscalía”, sostuvo el abogado de la familia de Facundo, Luciano Raúl Peretto, en diálogo con Rock & Pop.

Ayer, Cristina Castro, madre del chico, aseguró a la prensa: “Son los dos hombres que subieron arriba del auto a mi hijo el 30 de abril y que no se han presentado a declarar en ningún lado. A mi hijo no lo presentaron en la comisaria y en las próximas horas vamos a estar en condiciones de dar los nombres. Son las dos personas que llevaron a Facundo, que pertenecen a la (Policía) Bonarense y en un auto de la Bonaerense”.