Por el cepo a los dólares, dos aerolíneas low cost debieron cancelar más de 30 vuelos

643

Varios aviones debieron quedar en tierra por falta de pago a proveedores del exterior. Mucha bronca en los pasajeros afectados y fuerte repudio desde la oposición.


Más de 30 vuelos de aerolíneas low cost debieron ser cancelados en las últimas horas como consecuencia de que las compañías no cuentan con divisas para abonarle a sus proveedores y el gremio de aeronáuticos lanzó un paro sorpresivo.

En el caso de la aerolínea Flybondi, más de 39 vuelos fueron cancelados o debieron ser reprogramados.

La compañía informó que debió dejar dos de sus doce aviones en tierra.

La empresa asegura que no cuenta con los dólares para pagar a los proveedores porque el Banco Central no se los habilita, ya que no fueron autorizados por el sistema SIRA de regulación de importaciones.

Con dos aviones menos para operar (y otros dos en mantenimiento en el exterior), la aerolínea “low cost” canceló el martes 22 vuelos y reprogramó los horarios de otros 10.

A esto se sumó una medida de fuerza en el Aeroparque metropolitano por parte del personal de la empresa estatal Intercargo, que generó demoras adicionales también de su competidora JetSmart.

La noticia fue repudiada desde la política. La precandidata Patricia Bullrich llegó a poner en Twitter “Conmigo esto se acaba”, frase que ya se convirtió en slogan de su campaña de cara a las elecciones.

En cuanto a la falta de divisas, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, dijo que “se conformó una mesa de trabajo entre Secretaría de Comercio, Ministerio de Transporte, Ministerio de Turismo, AFIP, Banco Central y ANAC y se mantuvieron varias reuniones con la empresa para analizar el giro de divisas producto del volumen normal de sus operaciones”.

Según Tombolini, Flybondi manifestó que por arrendamiento operativo (leasing) y otros servicios “requería de 11 millones de dólares en dos meses”, pero desde Comercio le objetaron el monto solicitado.

El funcionario dijo que Flybondi aceptó esa objeción y cargaron nuevamente el pedido de las SIRA “por 6,2 millones de dólares por dos meses”.

Además, destacó que “hace un tiempo Flybondi aumentó su flota y quiere crecer nuevamente (señal de que el país mejora) y apoyamos su crecimiento”, pero aclaró que “debe hacerlo con financiamiento propio, algo que (Flybondi) no aceptó”.

El Gobierno quiere que las empresas consigan que desde el exterior les financien los pagos en dólares por al menos seis meses, o incluso más. Es lo que viene sucediendo por ejemplo con las terminales automotrices, a las cuales les están autorizando el acceso a los dólares para pagar la importación de vehículos a plazos que van de los 195 a 210 días.

Desde Flybondi le respondieron a Tombolini que “la aerolínea aún aguarda el resto de las aprobaciones para poder normalizar su operación”.

En tanto, JetSMART informó que se registran algunas demoras en todos nuestros vuelos producto de una medida gremial realizada sin previo aviso por parte de los trabajadores de la empresa Intercargo, agremiados en la Asociación del Personal Aeronáutico.
Intercargo es la empresa estatal que brinda los servicios de traslado de pasajeros y sus equipajes entre la zona de embarque y los aviones, entre otras actividades.

LEÉ: Alivio a Monotributistas: actualización de escalas y créditos a tasa subsidiada

JetSMART dijo que es cliente de Intercargo y no tiene personal propio que tenga que ver con las tareas que realiza Intercargo o que puedan estar dentro del encuadre sindical de APA.

“Lamentamos estas circunstancias totalmente ajenas a la empresa y pedimos a los pasajeros que sigan y actualicen la información relativa a sus vuelos en www.JetSMART.com o que se comuniquen al centro telefónico de atención al cliente marcando el 11 2206 7799”, indicó la empresa.

Información de Noticias Argentinas