Para Negri, “a este ritmo, Alberto va a ser más débil que Isabel Perón”

552

El diputado radical analizó que en el “kirchnerismo ya dan por perdida” la elección del 2023 y que por eso “se sienten liberados” para criticar al mandatario.


El jefe del bloque de diputados nacionales de la UCR, Mario Negri, aseguró este lunes que Alberto Fernández “es un presidente débil” y que “al paso al que va” terminará siendo “más débil” que la ex mandataria Isabel Martínez de Perón “en términos de ejercicio de poder”.

“Estamos al borde del precipicio. Cuando se sincera una fractura política como la que ocurrió en el Congreso de la Nación, el Gobierno entra en un tobogán difícil de parar”, advirtió el legislador cordobés en declaraciones radiales.

Al opinar sobre la profunda grieta que atraviesa el oficialismo y las declaraciones de funcionarios cercanos a Alberto Fernández reconociendo la situación de “crisis” que se vive en la alianza gobernante a partir de las tensiones con el kirchnerismo, Negri sostuvo que este “sincericidio” es peligroso “en el marco de un gobierno débil”.

“Es muy preocupante que desde sectores del propio oficialismo estén fomentando que vuele todo por el aire. Con este sincericidio de legisladores, de dirigentes, del propio Canciller (Santiago Cafiero), donde ya reconocen que hay una tremenda fractura, en el marco de un gobierno débil, eso puede tomar velocidad. Al paso al que va, Alberto Fernández puede ser como Isabel Perón en términos de ejercicio del poder”, consideró.

Al comparar los momentos históricos en los que gobernaron Isabel Perón y Alberto Fernández, el cordobés resaltó que “en otros tiempos había violencia” y “ahora lo que hay es fatiga social y resignación”.

Consultado sobre el sentido de las pujas internas que libra el kirchnerismo, Negri aseguró que no sabe lo que quiere la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero que “no tiene pudor en llevar al límite el conflicto”. Sin embargo, luego afinó el análisis al conjeturar que en el “kirchnerismo ya dan por perdida” la elección presidencial del 2023 y que por eso “se sienten liberados” para criticar a quien conduce el Gobierno que ellos mismos integran.

Según su hipótesis, el kirchnerismo parece resignado a la derrota en las presidenciales del año que viene y lo que buscaría es construir “un relato para el refugio” en la provincia de Buenos Aires (donde Cristina Kirchner mantiene un caudal electoral) como forma de supervivencia política.

Cuando una persona no sostiene su propio gobierno, se siente liberada. Me parece que ellos dan por perdido el 2023, buscan construir un relato para el refugio, que creo que es la provincia de Buenos Aires ya que elige senadores”, sostuvo, casi dando por sentada una candidatura a senadora nacional de la actual vicepresidenta.

El radical también arremetió contra  los funcionarios de La Cámpora que “tienen la caja” y que se esconden, cuidándose de no criticar a Fernández por temor a perder esos cargos de privilegio en el Gobierno nacional.