Para el Gobierno argentino, en las elecciones de Venezuela no hubo fraude

340

La administración de Alberto Fernández se abstuvo de condenar por “fraudulentos” los comicios que se desarrollaron el pasado fin de semana.


En otro gesto de respaldo al chavismo, la Argentina optó por la abstención ante la declaración en la que la Organización de los Estados Americanos (OEA) condenó por “fraudulentos” los comicios realizados en Venezuela el pasado fin de semana.

Una vez más, el embajador argentino ante la OEA Carlos Raimundi, fue cómplice de los delitos del régimen y no votó la resolución mediante la cual el organismo internacional decidió desconocer los resultados de los comicios, que consideró que “no fueron libres ni justas”.

De este modo, se produce la segunda abstención de la Argentina en una votación de la OEA, luego de que el pasado mes de octubre, se pronunciara en ese sentido cuando el Consejo Permanente del organismo aprobó una resolución donde se advirtió que “el reconocimiento de las elecciones” dependería de “las condiciones necesarias de libertad, justicia, imparcialidad y transparencia, garantizando la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía, la liberación de los presos políticos”.

La resolución fue aprobada por 21 delegaciones, con seis ausencias y cinco abstenciones, mientras que México y Bolivia votaron en contra.

El texto del proyecto aprobado habla de “elecciones fraudulentas hechas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro” y respalda la iniciativa de la sociedad venezolana de realizar una consulta popular para permitir que la ciudadanía participe, al considerar que “no contaron con la participación de todos los actores políticos, no se liberaron a los presos políticos y no hubo independencia de la autoridad electoral”.