El país termina el año con 43,8% de pobreza, ocho puntos arriba del índice de 2019

1073

Así lo establece el informe de la UCA. Alrededor de 18,4 millones de personas permanecen en esa condición y la cifra más preocupante se da en los niños: el 65% de ellos es pobre. La indigencia también supera los niveles de hace dos años.


La pobreza y la indigencia alcanza a casi la mitad del país. Si bien una leve baja en términos interanuales, el dato marca que el 43,8% de la población en Argentina, es decir alrededor de 18,4 millones de personas, aún se encuentra en situación de pobreza. De este modo lo indicó el último informe de la Universidad Católica Argentina (UCA), sobre empleo y pobreza en Argentina, entre 2010 y 2021.

Las cifras aún se encuentran lejos de lo que ocurría en 2019. Respecto a la pobreza en general, el informe muestra que hubo una caída muy pequeña. De un 44,7% en 2020, ahora se ubica en un 43,8%, apenas un 0,9 por debajo. En el informe “Crisis del empleo, pobreza de ingreso y privaciones sociales estructurales 2010-2021”, dicho 43,8% surge de la suma de dos categorías: por un lado, un 35% de pobreza, sector cuyos ingresos cubren la Canasta Básica Alimentaria (CBA) de acuerdo al Indec, pero no logran alcanzar cubrir otros gastos como vivienda, salud, educación, entre otras cosas.

Tomando el período 2020-2021, con los efectos de la cuarentena estricta, se verificó que hubo una leve caída de la indigencia, del 9,8% al 8,8. Por su parte, la pobreza pasó de 34,9 a 35 puntos en el último año.

Pero si se compara el nivel de indigencia registrado en 2019 (8,4%), en estos dos años se superó la marca registrada y ese porcentaje se mantiene “compensado” gracias a la cobertura de programas sociales (como AUH, subsidios, Tarjeta Alimentar, bolsones de comida, entre otras prestaciones), que permiten absorber el impacto de la crisis económica de forma parcial.

De acuerdo a la información que publica Noticias Argentinas, el relevamiento demostró que en 2021, si ese segmento de la población no hubiera tenido la ayuda del Estado, el porcentaje de indigencia alcanzaría 18,8%, es decir diez puntos más. Destacan así la importancia de los beneficios para la contención de los sectores más relegados.

El impacto sobre la niñez.

El relevamiento estimó que en 2021 el 64,9% de los niños/as y adolescentes vivían en hogares con ingresos por debajo de la línea de pobreza, y el 14,7% en viviendas con ingresos por debajo de la
frontera de la indigencia.

En 2020, la pobreza había llegado al 44,7%, y no escaló más allá por el impacto de medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), con tres bonos de $10.000 para 9 millones de personas.

Agustín Salvia, responsable del trabajo, alertó que a la Argentina le tomará varios años volver a los niveles de pobreza del 2017, cuando el indicador estaba en 28%.