Pablo Biró exige al Gobierno que “no le permita a Latam llevarse los aviones del país”

1824

Para el sindicalista K y secretario general de APLA, la decisión de la aerolínea de cesar las operaciones en la Argentina es una “extorsión contra Alberto Fernández”


En medio de la crisis económica que desató la pandemia y las restricciones en las actividades debido a la cuarentena, la compañía aérea LATAM anunció que dejará de operar en vuelos regionales y de cabotaje dentro del país.

La medida tuvo un fuerte impacto en los usuarios pero también generó malestar en los trabajadores. En el inicio del reclamo gremial, quien tiró la primera piedra fue el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, Pablo Biró, quien fiel a su estilo patotero le pidió al Gobierno que no le permita a la empresa “llevarse los aviones”.

“En base a lo que haga el Gobierno nos vamos a posicionar. Necesitamos que se defienda el trabajo argentino y contener a estos trabajadores. Está claro que hay un escenario de pandemia, no somos necios, pero vamos a pedir reuniones con los funcionarios para buscar una alternativa para proteger a los trabajadores de esta y otras compañías“, explicó el sindicalista K.

A través de un comunicado, la firma aérea de origen chileno confirmó un cese de operaciones por tiempo indeterminado. La medida -pautada para los vuelos internos de pasajeros y también el servicio de carga-, “obedece a que con las actuales condiciones de la industria local, agravadas por la pandemia COVID-19, no se visualiza la viabilidad de un proyecto sustentable”, comunicaron sus autoridades.

“El impacto que han tenido en LATAM Airlines Argentina la pandemia COVID-19 y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual contribuye a configurar un escenario en extremo complejo, en el que no están dadas las condiciones para viabilizar y sostener a largo plazo las operaciones de la filial“, informó la empresa.

De esta manera, se interrumpirá por completo los vuelos correspondientes a 12 destinos fronteras hacia adentro, mientras que cubrirá los servicios internacionales a Estados Unidos, Perú, Brasil y Chile con unidades distribuidas en sus filiales en la región. Los itinerarios cerrados en Argentina corresponden a Buenos Aires, Iguazú, Bariloche, Salta, Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Comodoro Rivadavia, El Calafate, Ushuaia y Río Gallegos.