Organizaciones sociales pidieron al Gobierno $200 millones para los barrios más humildes

787

Es uno de los reclamos que hicieron los referentes de la calle al presidente Alberto Fernández en medio del impacto de la cuarentena en los sectores más vulnerables. Por su parte, Juan Grabois presentó su Plan Marshall “criollo”.


Con una cuarentena que posiblemente se extienda hasta el 10 de mayo, crece el reclamo de las organizaciones sociales contra el Gobierno por mayores medidas que alivien la situación de los barrios más humildes.

Precisamente este jueves, Alberto Fernández recibió los planteos de los movimientos con más presencia en el territorio bonaerense: el Movimiento Evita y la CTEP, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie, entre otras. Sus referentes llevaron al encuentro el pedido de un fondo especial para la economía popular, que a través de reasignaciones -algunos aventuraron que podría ser de hasta 200 mil millones de pesos- sirva para emplear a los trabajadores informales de la construcción o productores de alimentos. Asimismo solicitaron que el Estado contrate al 25% del personal de cooperativas. “Sería para después de la pandemia. Con los planes y los alimentos no alcanza, hace falta trabajo“, aclaró un dirigente.

Uno de las iniciativas que llamó la atención fue la de Juan Grabois, titular de CTEP. Uno de los piqueteros que más indignado se había mostrado con la polémica compra de alimentos en Desarrollo Social, fue uno de los más directos y “beligerantes”, como lo definió otro de los participantes del encuentro. Pidió por el acceso a tierras. “Queremos un plan Marshall criollo. Tierra techo y trabajo pero concreto, contundente masivo y transparente”, parafraseó al papa Francisco ante la consulta de Clarín.

Según detalla el periodista Guido Carelli Lynch, la mayoría de los presentes insistió que -ante el aumento de la demanda por la crisis económica- no serán suficientes los fondos destinados del Estado. Reclaman 16 mil toneladas de alimentos secos para los 10 mil comedores del país, el doble de las compras que Desarrollo hizo en marzo. “Nos dijeron que las compras las hicieron y van a llegar la semana que viene. Esperemos que sea verdad. Nosotros planteamos que estamos en un estado de excepción y que hay cosas que debemos resolverlas de una manera más rápida”, sostuvo Nicolás Cacopresi del MTE.

En el marco de la emergencia sanitaria, se abordó la situación sanitaria en los barrios más vulnerables. Ya se registraron infectados de coronavirus en asentamientos de la Ciudad y el Gran Buenos Aires. Hubo infectados en el barrio 31, la villa 1-11-14, Ciudad Oculta (Villa 15) y en el barrios Las Flores, entre otros.

Por el hacinamiento, el Ejecutivo apuesta en esos distritos a la “cuarentena comunitaria”, lo que en la práctica significa que los vecinos pueden salir de sus casas, pero se limita el ingreso y la salida de los barrios. Norma Morales, de Barrios de Pie, contó la experiencia de una enfermera del Hospital Muñiz, que contrajo el virus.

De la cumbre participó también el ministro de Desarrollo Daniel Arroyo, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Beliz y el secretario General de Presidencia Julio Vitobello. “Tenemos la oportunidad de hacer un sistema más justo y ustedes son actores centrales porque tienen respeto en sus comunidades”, sostuvo el presidente al concluir.

Hubo otros funcionarios-dirigentes de organizaciones, como Fernando “Chino” Navarro y Emilio Pérsico, del Evita. Además concurrieron al lugar Esteban “Gringo” Castro y el ascendente líder de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), Gildo Onorato, entre otros.