Morales: “En Jujuy hubo un intento de golpe de Estado”

1702
Buenos Aires 19 octubre 2018 Conferencia de prensa de la UCR en el hotel Presidente en la cerreto 850 foto Rolando Andrade Stracuzzi ley 11723

El presidente de la UCR volvió a cuestionar al peronismo por los disturbios que tuvieron lugar en su provincia mientras se trataba la reforma constitucional. “Ha habido gente extraña que vino desde hace un mes a incentivar la violencia”, precisó.


El gobernador de Jujuy y precandidato a presidente por la UCR, Gerardo Morales, denunció que en su provincia “hubo un intento de golpe de Estado” durante el tratamiento de la reforma constitucional local el martes pasado, por lo que volvió a apuntar al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Los violentos que atacaron la Legislatura y que estuvieron también en las marchas y que están buscando un golpe de Estado, un golpe institucional en la provincia, no tienen nada que ver con lo que han hecho los docentes. Los docentes han ejercido el derecho a manifestarse pacíficamente, que lo que establece nuestra Constitución anterior y la reformada, de modo tal que no hay ningún problema”, resaltó el mandatario provincial.

A su entender, “los docentes se paran al costado con sus carteles, hacen un reclamo, pero no cortan”. “Esto no, no tienen nada que ver con el conflicto docente. Son muchos dirigentes del Frente de Todos, del kirchnerismo, de la izquierda, se ha politizado totalmente, ha habido gente extraña que ha venido desde hace un mes a incentivar la violencia”, evaluó Morales.

En declaraciones al canal LN+, enfatizó que “acá hubo un intento de golpe de Estado, por eso ratifico la responsabilidad que tienen el Presidente y la Vicepresidenta”.

“Que ayer el presidente, justamente con la conferencia de prensa, ratificó que forman parte del conflicto porque mandó a realizar una acción de inconstitucionalidad en contra de una reforma que es progresista, que genera derechos y a la que se opone al Frente de Todos porque prohíbe los cortes de ruta y prohíbe los cortes de calle, y manda reglamentar el derecho a la manifestación para que no colisione con otros derechos en el marco de los estándares de los organismos internacionales. sin estigmatizar y sin criminalizar”, agregó.