Laspina, en contra de la dolarización: “Nos debemos como argentinos tener una moneda”

713

El diputado opositor y economista explicó los motivos por los cuales no se podría llevar adelante una dolarización en Argentina, tal como propone el candidato Javier Milei.


El diputado nacional de Juntos por el Cambio, Luciano Laspina, estuvo anoche en El diario de Leuco y dejó contundentes reflexiones sobre la coyuntura del país a nivel económico, lanzó duras críticas al Frente de Todos por empeorar todos los índices que dejó la gestión de Cambiemos y desechó la posibilidad de llevar a cabo una dolarización.

“Este gobierno está dejando un verdadero desastre como hacen todos los gobiernos populistas, van tirando del mantel y van dejando las dificultades a los argentinos, echándole la culpa a los que vienen“, comenzó su descargo el dirigente en LN+.

Laspina llamó a “salir de esta crisis terminal a la que nos ha conducido el kirchnerismo, pero para ello deberemos tomar las medidas que haya que tomar. La Argentina tiene la oportunidad histórica, tenemos un país que es una máquina de generar nuevas oportunidades. Todo el derrame de empleo que se puede generar en la materia energía. Para que todo ese potencial se desarrolle y dejemos de ser un país inviable tenemos que ordenar las piezas”.

Al analizar el escenario que tendrá JxC desde diciembre de 2019, advirtió que “vamos a recibir un enfermo terminal. Estamos al borde de una hiperinflación, no hay dólares, sobran pesos, tenemos una gran deuda del Tesoro y del Banco Central”.

“Lo que no se puede es poner el carro delante del caballo. Hay que tener equilibradas las cuentas públicas para afrontar medidas”; graficó.

Consultado por la posibilidad de dolarizar la economía, como propone el candidato liberal Javier Milei, Laspina fue cauto y afirmó: “Nos debemos como argentinos tener una moneda, primero por una cuestión de soberanía, después porque eso permite a un país adaptarse a las fluctuaciones que ocurren en los mercados internacionales. Pero además es muy difícil esa propuesta porque no hay dólares”.

“La mayoría de los países que dolarizaron atravesaron un período de hiperinflación”, completó Laspina.