La hija de Moyano fue intimada y tendrá que devolver más de $8 millones

1199

Karina, hija de Hugo Moyano, es investigada por el origen patrimonial del dinero que fue secuestrado en su domicilio, vinculado a una causa de narcotráfico. Se trata de 600 mil pesos y 434 mil dólares.


Una nueva polémica judicial salpica a la familia Moyano. El juez federal de Lomas de Zamora subrogante Luis Armella intimó este miércoles a Karina, hija del líder camionero, para que entregue a la Justicia la suma de 600 mil pesos y 434 mil dólares, en el marco de una causa por lavado de dinero donde se le había secuestrado ese monto en un allanamiento.

El dinero fue hallado en su domicilio que inicialmente fue inspeccionado porque apareció vinculado a una causa de narcotráfico. Ella quedó bajo sospecha de lavado de dinero.

Vale recordar que el expediente comenzó en 2018 en el juzgado federal de Lomas de Zamora por supuesto narcotráfico con la participación del titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) Diego Iglesias.

Por un cambio de composición de los juzgados, la causa siguió en el de Juan Pablo Augé, pero delegada en la PROCUNAR. En la feria judicial de enero de 2021 y mientras subrogaba el juzgado de su colega, el juez Villena sobreseyó a Karina Moyano y le devolvió el dinero que estaba secuestrado. Sumado a ello, el juez Villena lo resolvió estando la causa delegada en la fiscalía de PROCUNAR, por lo que éste lo denunció ante el Consejo de la Magistratura.

El juez Augé al retomar el juzgado anuló la decisión de su colega y ordenó a Karina Moyano reintegrar el dinero. Ahora, la decisión quedó firme por la Cámara Federal de La Plata y Armella, que subroga uno de los juzgados de Lomas de Zamora ordenó la devolución de ese dinero a la hija del líder sindical.

De todas formas, puede que la defensa de Moyano decida apelas la decisión de la Cámara Federal para que todo se debata en la Cámara Federal de Casación Penal. “El hecho de que nos encontrábamos ante una causa delegada en cabeza del Ministerio Público Fiscal, implica una transferencia de la responsabilidad en el impulso de la investigación en cabeza del titular de la acción penal, y resulta más grave que Villena era, al momento de tomar dicha decisión, juez de feria”, dijo el juez César Álvarez.

“Lo que me persuade de que estamos ante una decisión acertada, es que una investigación que estuvo en cabeza del Juez Villena durante tanto tiempo -y como dice la propia defensa, casi sin actividad respecto de Karina Moyano, se resuelva intempestivamente en una feria judicial pasando por alto que la causa estaba delegada”, dijo el magistrado.

Por su parte, el camarista Jorge Di Lorenzo dijo que “la circunstancia de que el Juez Villena no haya conocido las actuaciones al momento de resolver, torna nulo”. “Debo destacar que se advierte en la resolución anulada una serie de irregularidades en torno a la participación y al cercenamiento de las facultades del Ministerio Público Fiscal que afectaron el debido proceso, provocaron un gravamen irreparable a esa parte y, por tanto, provocaron la invalidez de la decisión dictada”, agregó.

Información de Noticias Argentinas