Horacio Pietragalla fue denunciado por enriquecimiento ilícito

2285

El patrimonio del secretario de Derechos Humanos creció un 2300% en los últimos dos años. Se trata del mismo que quiso liberar a Ricardo Jaime con la excusa del coronavirus.


Silvina Martínez, abogada experta en temas de corrupción, denunció este jueves al secretario de Derechos Humanos Horacio Pietragalla, por presunto enriquecimiento ilícito después que se diera a conocer que su patrimonio creció un 2300% en los últimos dos años. El expediente recayó en el juzgado de María Eugenia Capuchetti.

Registró un crecimiento patrimonial superior al 2300% entre 2018 y 2019, según se desprende de las declaraciones juradas que el funcionario presentó ante la Oficina Anticorrupción (OA) en dichos períodos. Tres operaciones inmobiliarias, un préstamo en dólares y una deuda millonaria fueron parte de los movimientos del dirigente en los últimos dos años”, sostiene el texto.

Según la información presentada ante la Oficina Anticorrupción, Pietragalla declaró a principios de 2018, cuando se desempeñaba como diputado nacional, activos por $425.000. Aunque a finales de 2019 sus bienes habían escalado a $10,5 millones.

Cuando cerró el ejercicio 2018, su patrimonio declarado estaba compuesto por una casa de 50 m2 en ciudad de Buenos Aires y una camioneta Chevrolet Captiva. En el transcurso de ese año entraron 84.000 dólares a una caja de ahorro a nombre del funcionario. Desde su entorno aclararon que el ingreso de esos dólares fue la seña correspondiente a la venta de su casa en el barrio de Liniers que Susana Riarte -la compradora- le entregó en diciembre de 2018.

Pietragalla trabajó como funcionario público durante los últimos 10 años. Además de sus sueldos como funcionario público, percibe desde 2012 la indemnización para los hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar. Asumió como diputado nacional en 2011, tuvo un breve paso por el Archivo Nacional de la Memoria en 2015 y luego se desempeñó como secretario de Derechos Humanos en la provincia de Santa Cruz desde 2016. Luego fue diputado nacional y cuando Alberto Fernández desembarcó en la Casa Rosada lo convocó para hacerse cargo de los Derechos Humanos a nivel nacional.

En abril de este año, en plena pandemia, quedó envuelto en un escándalo al impulsar desde la secretaría de Derechos Humanos la prisión domiciliaria de Ricardo Jaime, el ex secretario de Transporte preso por corrupción.