Gracias a la maniobra de un fiscal K, Boudou seguirá con el arresto domiciliario

410

El fiscal ante la Cámara de Casación, Javier de Luca, desistió de la apelación que hizo su par Marcelo Colombo. Así el ex vice continuará en su casa hasta que la Corte confirme su sentencia por Ciccone.


Otro nuevo capítulo de la impunidad vuelve a tener como protagonista a Amado Boudou, quien seguirá gozando del arresto domiciliario que recibió el mes pasado en medio de la pandemia. Así lo consigue luego de que el fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal, Javier De Luca, desistiera al recurso de apelación a la prisión domiciliaria del ex vicepresidente, condenado por corrupción en el caso Ciccone y enviado a su casa por el juez Daniel Obligado ni bien comenzó la cuarentena por el Covid-19.

De esta forma se cierran los caminos procesales para discutir la resolución de Obligado y sólo queda esperar que la Corte Suprema de justicia confirme o revierta la sentencia contra el ex ministro de Economía, que ya fue confirmada por la propia Cámara de Casación.

Vale recordar que Boudou fue condenado a 5 años y diez meses de prisión y estaba cumpliendo su pena en el penal de Ezeiza hasta el 6 de abril pasado, cuando recibió el arresto domiciliario. El fiscal del juicio Marcelo Colombo apeló esa decisión mediante un recurso para que la Cámara de Casación revise el fallo.

El asunto llegó a la Casación y los jueces Mariano Borinsky, Gustavo Hornos y Javier Carbajo convocaron a una audiencia que se realizó este lunes. Allí, el fiscal De Luca no sostuvo la apelación de su colega Colombo, por lo que todo indica que en las próximas horas los jueces desestimarán el recurso.

Para De Luca, el ex vice de Cristina Kirchner todavía no está cumpliendo la pena, sino que cumple prisión preventiva. A pesar de que la Sala IV de Casación confirmó la condena de Boudou y de que un plenario de jueces de Casación resolvió que basta esa decisión y el rechazo del recurso extraordinario para que la condena se empiece a ejecutar, De Luca sostuvo que eso “no resulta jurídicamente sostenible”.

Y amplió: “Mi dictamen se queda en la puerta de ello, no abro juicio de valor alguno sobre la resolución del juez de ejecución, porque advierto que no existen en el caso los requisitos previos de procedencia del recurso de casación”.