Estados Unidos acusó a Nicolás Maduro por narcoterrorismo

496

La denuncia también involucra a otra altas figuras del régimen chavista, a quienes acusan de asociarse durante décadas con las FARC.


En medio de la pandemia del coronavirus y la crisis económica mundial, el Gobierno de los Estados Unidos le propina un duro golpe a Nicolás Maduro y al régimen chavista con una denuncia penal.

El Departamento de Justicia del país norteamericano acusó por narcoterrorismo al dictador caribeño y a sus funcionarios, y con el fin de tener más pruebas para efectuar su detención, la administración de Donald Trump ofrece una recompensa de USD 15 millones para quien entregue datos cruciales en la investigación.

El fiscal general William Barr, señaló que la frontera entre Colombia y Venezuela ha sido tomada por las disidencias de las FARC bajo amparo de Maduro. Por este motivo, señaló al régimen de tramar una conspiración con las guerrillas para “inundar a Estados Unidos de drogas”. Según Barr, se estima que entre 200 y 250 toneladas métricas de cocaína son enviadas fuera de Venezuela por las rutas de la alianza criminal, que equivalen hasta a 30 millones de dosis letales.

“Anunciamos cargos criminales contra Nicolás Maduro por llevar adelante, junto a sus principales lugartenientes, una sociedad narcoterroristas con las FARC por los últimos 20 años. El alcance y la magnitud de la droga traficada solo fue posible porque Maduro y las instituciones corruptas de Venezuela proveyeron protección política y militar para los crímenes de narcoterrorismo”, indicó Geoffrey Berman, fiscal federal del distrito sur de Nueva York. Además precisó que la cúpula chavista presionó a otros gobiernos para que permitan el despliegue de la trama criminal.

Por su parte Ariana Fajardo, fiscal federal para el sur de Florida, argumentó que “este es solo el comienzo de nuestro esfuerzo para sacar de raíz la corrupción en Venezuela. Tengo un mensaje para los altos cargos del chavismo: la fiesta se les está acabando”.

Entre otras medidas que planea la administración de Trump, habría recompensas de hasta 10 millones de dólares por información relacionada con Diosdado Cabello, titular de la Asamblea Nacional Constituyente; el general (retirado) Hugo Carvajal Barrios, ex director de la Inteligencia Militar de Venezuela (DGCIM); Clíver Alcalá, General Mayor (retirado) del Ejército de Venezuela; y Tareck El Aissami, ministro de Industria y Producción Nacional.

Mientras ocupaban puestos clave en el régimen de Maduro, estos individuos violaron la confianza pública al facilitar los envíos de narcóticos desde Venezuela, incluyendo el control de los aviones que salen de una base aérea venezolana, así como el control de las rutas de la droga a través de los puertos de Venezuela”, indica el comunicado.