En busca de los pasos de Boudou, Ricardo Jaime inició una huelga de hambre en reclamo de la domiciliaria

975

El ex secretario de Transporte del kirchnerismo advierte que está en situación de riesgo frente al coronavirus por tener enfermedades preexistentes, sumado a su edad.


Amado Boudou se encuentra en su casa gozando de la prisión domiciliaria que logró hace una semana y su caso fue tomado como ejemplo por decenas de presos. Tanto que un ex compañero durante la gestión de CFK, el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, inició este martes una huelga de hambre en el penal de Ezeiza luego de que la Justicia rechace los pedidos de excarcelación y prisión domiciliaria que presentó su defensa al advertir que su cliente es un paciente de riesgo frente al coronavirus.

Mediante un escrito presentado ante el tribunal oral Federal número 6, el ex funcionario condenado a una pena única de 8 años de prisión, entre otros hechos por la tragedia ferroviaria de Once, dio a conocer la protesta que encabeza.

Jaime había solicitado a los jueces que lo beneficien en el marco de la compra de trenes a España y Portugal entre 2004 y 2012, por la cual se había pagado por parte del Estado nacional unos 100 millones de euros.

No obstante, el tribunal entendió que el ex secretario recibía todas las atenciones necesarias dentro del penal de Ezeiza donde incluso está el hospital penitenciario central y en función de eso rechazó ambos planteos.

Posteriormente, el TOF 6 libró un oficio al servicio penitenciario Federal para que siga de cerca la situación de Ricardo Jaime e informe su estado de salud ante la medida que el anuncio del inicio de una huelga de hambre. Según su diagnóstico médico, presenta una arritmia y sufre de hipertensión.