El Gobierno bonaerense abre la grieta y llama ‘rebeldes’ a los intendentes opositores

988

Un grupo de jefes comunales -la mayoría de Juntos por el Cambio- coinciden en la necesidad de una mayor flexibilización de la cuarentena. Afirmaron que hicieron su reclamo y que en el Gobierno no los atienden.


La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, embistió este jueves contra los intendentes que manifestaron su desacuerdo con la extensión de la cuarentena y que pidieron tener mayor autonomía a la hora de tomar decisiones respecto a la administración del aislamiento.

Tajante y con ánimos de dividir, la funcionaria advirtió que la Provincia lo considerará “un acto de rebeldía” si no acatan las decisiones sanitarias por el contexto del coronavirus.

“Tenemos que ser muy prudentes, hay que celebrar que el interior esté libre de coronavirus“, remarcó la aliada a Axel Kicillof, pero advirtió: “Merece también la responsabilidad de los intendentes porque sabemos que pueden aparecer casos”.

El primero de la lista es Jorge Macri, el primo del ex presidente Mauricio Macri e intendente de Vicente López, quien se quejó por la falta de respuesta del gobernador bonaerense al pedido de reapertura de negocios asfixiados por la situación económica. “Tengo que pedirle cada cosa a Provincia para que Provincia le pida a Nación; para que Nación le conteste a Provincia y que Provincia me vuelva a responder a mí… Es interminable, ya son muchos días”, dijo ayer en una entrevista radial. Aunque aclaró que el objetivo no es que haya una “rebelión” contra las decisiones de Nación y Provincia.

Jorge Lunghi, de Tandil, fue más allá y advirtió que si no recibe respuesta a sus requerimientos “abriremos sin autorización”. El intendente radical aseguró que en su ciudad “no hay casos de circulación del virus” y recordó las palabras del presidente Alberto Fernández cuando adelantó que se “iba a sectorizar el país en una cuarentena controlada y parcializada”. Algo que hasta el momento no se dió.

En Olavarría, otro municipio dirigido por Cambiemos, su intendente Ezequiel Galli también hizo público su malestar. “¿Tiene sentido seguir estirando el aislamiento?”, se pregunto desde su cuenta de Twitter. Este jueves, en esta red social se volvió tendencia en nuestro país #Cuarentena Extendida, donde los usuarios expresan su bronca y algunos anuncian una nueva marcha anti-cuarentena para el próximo sábado.

El malestar también llegó por el reclamo de Mar del Plata, cuyo intendente Guillermo Montenegro, dirigente del PRO, argumentó que no hay casos de circulación viral, pidió autorización para la reapertura de comercios y ante la demora en la respuesta, flexibilizó la cuarentena. Horas después de reabrir los comercios, la ciudad​ balnearia fue autorizada a poner en funcionamiento cuatro actividades económicas más: el retorno de las oficinas de administración de mutuales de salud y obras sociales, las oficinas de administración de los clubes, la recuperación de materiales y los recicladores del CEAMSE.

También se suman otros jefes comunales del conurbano de JxC como Diego Valenzuela, de Tres de Febrero; Néstor Grindetti, de Lanús; y Julio Garro, de La Plata, que proponen el modelo porteño de Horacio Rodríguez Larreta con una reapertura de comercios y sectores.