Durán Barba: “Si fuera Macri el presidente, la oposición estaría tratando de tumbarlo”

860

El ex asesor de Mauricio Macri destacó la labor de los dirigentes de Juntos por el Cambio en medio de la pandemia. “El kirchnerismo no habría sido tan civilizado”, opinó.


A medida que crecen los reclamos hacia la conducción de Alberto Fernández por la falta de un plan de salida de la cuarentena, el ex consultor de Mauricio Macri durante la gestión de Cambiemos, Jaime Durán Barba, manifestó que “con el cálculo de muertos cada 100.000 habitantes, la Argentina ha tenido un buen resultado, el más eficiente de América”, pero resaltó lo importante que fue el rol de una oposición “sensata”, que “en vez de dedicarse a tumbar a Alberto Fernández, ha colaborado poniendo la vida de la gente por encima de todos”.

En una entrevista con LN+, analista ecuatoriano que actualmente reside en su país, aseguró que la enfermedad está siendo controlada no sólo por las medidas que ha tomado el gobierno sino también gracias “a la oposición”. “Si Mauricio Macri fuera el presidente actual, la oposición kirchnerista no habría sido tan civilizada y estaría tratando de “tumbarlo”, sostuvo.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que la extensión de la cuarentena resulte en un Gobierno autoritario, Durán Barba fue tajante: “Puede pasar que los gobiernos se vuelvan autoritarios, pero van a volar en pedazos. En todo el mundo hay una terrible reacción contra el concepto de autoridad, porque la gente ahora aprendió a comunicarse sin necesidad de mediaciones. Y la protesta de Vicentin tiene que ver con eso, hay mucha bibliografía sobre esto que desgraciadamente en la Argentina es poco utilizada. Las protestas autoconvocadas son imparables y difíciles de manejar. Le pasó al presidente de Chile Piñera antes de la pandemia. Y ahora le gente ha estudiado como funciona Internet. Con la pandemia todos aprendimos por necesidad. Eso ha liberado a la gente. Es imposible que un Gobierno sea autoritario por esto”.

En otro tema, el ex asesor de Macri dio sus sensaciones sobre la intervención y posible estatización de Vicentin, la mayor cerealera argentina. Indicó que “el Gobierno debería pensar sin fanatismos” y dejó en claro que “las manifestaciones en defensa de la empresa no fueron movilizadas por un líder de la oposición. La nueva sociedad funciona en base a la confianza más que en la represión”.

“Ningún país que progrese piensa en estatizar o expropiar una empresa. Eso no existe ya en el siglo XX. Solamente en Argentina existe esa idea, como la de la reforma agraria. Ese experimento ya se hizo, fue el plan quinquenal de Stalin en la Unión Soviética que causó más muertos que la Guerra Mundial. Ese tipo de reforma agraria de expropiación de la tierra se hizo en la China de Mao y causó 40 millones de muertos. Y en Camboya murió el 25 % de la población. Espero que Alberto Fernández no vaya en ese rumbo”, cerró.