Dictaron la prisión preventiva para el marido de Carolina Píparo

718

Juan Ignacio Buzali es acusado de intentar matar a dos motociclistas a los que atropelló el 1 de enero en La Plata, minutos después de sufrir un robo.


La doble vara de la Justicia en Argentina. Amado Boudou con condena firme y ratificada por la Corte Suprema se encuentra en el sillón de su casa cumpliendo el arresto domiciliario, mientras un hombre que atropelló por error a dos personas después de sufrir un violento robo a mano armada le dictaron la prisión preventiva en cuestión de días.

Se trata de Juan Ignacio Buzali, esposo de la diputada de Juntos por el Cambio Carolina Píparo, quien era su acompañante la madrugada del 1° de enero cuando embistió a los motociclistas que confundieron con los motochorros que instantes atrás los asaltaron.

El fallo de la preventiva se da a pesar de que salieron a la luz los audios del llamado al 911 y de que la pericia accidentológica demostró que no hubo intento de homicidio. La medida había sido requerida a principios de esta semana por la fiscal María Eugenia Di Lorenzo y quedó avalada ahora por decisión de la jueza penal platense Marcela Garmendia.

La titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 17 de La Plata había solicitado la conversión de la detención de Buzali (47) en prisión preventiva por “homicidio en grado de tentativa”, que a su criterio se configura con el conocimiento de la conducta de Buzali de causar la muerte de las víctimas.

En su escrito, la fiscal manifestó que “no puede dejar de advertirse, no solo de los testigos oculares del hecho, sino también de la prueba pericial, la clara intención del sujeto activo de causar la muerte a las víctimas”. “Esto queda comprobado con todo el accionar del imputado realizado antes, durante y después de cometido el delito que se le enrostra”, afirmó.

Píparo denunció que fue asaltada por tres parejas de “motochorros” la madrugada del 1 de enero en la calle 47, entre 15 y 16, cuando Buzali estacionó para dejar a su papá en su casa. Según la legisladora, cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos delincuentes que los habían asaltado. En la calle 21 y 40, Buzali chocó por detrás a una de las motos en la que viajaban dos jóvenes a los que dejó tirados en el piso.

En su declaración indagatoria, el marido de la legisladora afirmó que “lo que pasó fue un infortunio y un accidente”, que “jamás” quiso “lastimar a nadie”, pero para la fiscal su conducta evidenció “un total desprecio por el resultado de su accionar”.

Buzali está detenido desde el pasado 9 de enero por orden de la jueza Garmendia, quien rechazó tiempo atrás el pedido de excarcelación presentado por su defensa, lo que fue ratificado por la Cámara de Apelaciones de La Plata.