Denuncian que en plena pandemia, Cristina busca recuperar los bienes que le inhibieron por corrupción

14550

La abogada Silvina Martínez, denunció que la maniobra para que la expresidenta recupere todos los bienes y depósitos que le embargaron por las causas de corrupción sería promovida por el juez Daniel Obligado, el mismo que le otorgó la domiciliara a Amado Boudou.

La abogada Silvina Martínez, especialista en causas de corrupción, pidió al Tribunal Oral Federal (TOF) 5 que revea la decisión de otorgarle a la funcionaria la posibilidad de volver a explotar el hotel y cobrar el alquiler de varias propiedades. Según la letrada, el juez Daniel Obligado mantiene un “tratamiento preferencial” a los pedidos que hace el abogado de la vicepresidenta, Carlos Beraldi.

Hasta el momento y aunque la causas están todavía en una etapa de investigación, el magistrado (el mismo que abrió la feria para otorgarle la domiciliaria a Amado Boudou y la cerró cuando le apelaron el fallo) dispuso devolver a la familia el control de Los Sauces y de la casa de Máximo Kirchner en Río Gallegos.

Las medidas de intervención administrativa sobre los bienes de la vicepresidenta y los bienes de Máximo y Florencia Kirchner, fueron impuestas, en su momento por los jueces federales de instrucción Claudio Bonadio y Julián Ercolini. Además, fueron confirmadas por todas las instancias posteriores. Es decir: Cámara Criminal Correccional Federal y la Cámara de Casación.

Según constata el diario La Nación, “Esta medida no solo beneficia a la familia Kirchner permitiéndoles recuperar la administración y usufructo de todas sus propiedades, inclusive sus hoteles, sino que perjudica a los procesos judiciales en marcha donde se investiga no solo el enriquecimiento de la familia Kirchner sino también maniobras de lavado de dinero que involucran a dicho establecimiento”, denunció Martínezl. Y agregó: “Esta medida se toma luego de que la familia Kirchner reclamara ante la Justicia diferentes acciones en torno a la administración y usufructo de las propiedades y nuevamente el Tribunal parecería querer congraciarse con los procesados”.

Hasta el momento por las medidas de prueba y las cautelares dictadas, la familia Kirchner se veía imposibilitada de utilizar las instalaciones de Los Sauces y de Hotesur y algunas propiedades que figuran a nombre de Máximo y Florencia Kirchner. En este último caso, el mediatizado embargo de casi 6.000.000 de dólares en una caja de seguridad que están inhibidos por la Justicia hace cuatro años aproximadamente.