Cristóbal López acusa a la AFIP de “quebrar su petrolera” y reclama $2.000 millones

1532

El empresario que evadió $10.000 millones en impuestos y que logró la excarcelación el año pasado, exige una indemnización por la quiebra de Oil Combustibles.


Desde la petrolera Oil Combustibles que pertenece a Cristóbal López, responsabilizaron a la AFIP por la quiebra de la empresa y le reclama al Estado una indemnización de $ 2.000 millones. La compañía acumuló durante el gobierno de Cristina Kirchner una deuda con el fisco por el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) y otros tributos que supera los $10.000 millones.

En el organismo recaudador explicaron que la petrolera le cobró a los clientes de su empresa ese impuesto, y que se quedó el dinero en lugar de girarlo al Estado.

Los abogados de Inversora M&S -controladora de la firma- plantearon que fue el fisco el que condujo a Oil a quebrar, y lo acusó de ser un “acreedor hostil” que no buscó “cobrar los créditos sino quebrar a la empresa”. Por ello, se niegan a pagar lo reclamado por la AFIP. Hasta tanto el juez defina la situación, se suspendieron por 90 días los remates de bienes.

El 11 de mayo se cumplieron dos años desde que la justicia comercial decretó la quiebra de Oil Combustibles SA (OCSA), donde Cristóbal López y Fabián De Sousa fueron juzgados en el fuero penal por defraudación junto a Ricardo Echegaray​ por no haber pagado el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) durante el último gobierno de CFK. La causa se inició por una deuda que en ese momento era de $ 8.000 millones y derivó en la crisis financiera de la empresa.

Pese a los planes de facilidades de pago obtenidos durante el último período de Cristina Kirchner frente a la Casa Rosada y con Ricardo Echegaray frente a la AFIP, desde el año pasado hay un planteo que busca invertir las responsabilidades que investiga la justicia.

Los abogados de López y De Souza consideran que el organismo recaudador no es el principal acreedor de la petrolera, como indica el proceso de quiebra y la causa en el fuero penal que se encuentra actualmente en juicio oral. Ellos argumentan que la deuda mayor es con Inversora M&S, integrante del mismo conglomerado.

El juez a cargo de la quiebra analiza el planteo y, por lo tanto, suspendió por 90 días el remate de bienes de Oil Combustibles SA. Si llega a determinar que la AFIP fue, como dicen López y De Sousa, “un acreedor hostil”, esto le quita al ente recaudador cualquier posibilidad de reclamar deudas, porque así lo establece la ley de quiebras y concursos.

A raíz de este argumento, realizaron una demanda por daños y perjuicios contra el organismo estatal, por considerarlo responsable de la quiebra. Con esta medida López busca excluir a la AFIP de la posibilidad de “recuperar su crédito del producido de la liquidación de la empresa”, sostuvo una fuente judicial.

En su demanda, los empresarios pidieron que todos los remates de bienes que se estaban realizando en el marco de la quiebra, queden suspendidos. “Entendemos que con la refinería que se remató (comprada por YPF) alcanza para pagarle a los acreedores, menos al fisco”, explicaron desde la defensa del empresario K.

Con información de Clarín