Carrió defendió a Macri y asegura que Zannini presiona por la quiebra del Correo

722

El Procurador del Tesoro había desestimado la oferta de la familia Macri para saldar el 100% de la deuda de la empresa. Insiste con el pedido de quiebra.


En medio de la polémica por el pedido de quiebra del Gobierno para el Correo Argentino de la familia Macri y de que el ex presidente señalara que se trataba de “un plan de venganza” contra él, los dirigentes de Juntos por el Cambio Elisa Carrió y Cristian Ritondo denunciaron que Carlos Zannini presiona a la Justicia.

El actual diputado y ex ministro de Seguridad bonaerense, y la fundadora de la Coalición Cívica, apuntaron contra el Procurador del Tesoro al afirmar que mete presión a la jueza Marta Cirulli para que rechace la oferta de pago de la familia del ex mandatario.

“El concurso de Correo Argentino está en una etapa decisiva. Con el apoyo de los síndicos, los accionistas de la empresa ofrecieron pagar 100% de lo que dictamine la Justicia. Aun así, el oficialismo, con Zannini a la cabeza, presiona a la jueza Cirulli para que lo rechace”, sentenció Ritondo a través de Twitter.

Agregó, además, que “en momentos de atropellos a la independencia del Poder Judicial, se vuelve indispensable que jueces y fiscales defiendan la Constitución. Por eso los argentinos están esperando que la jueza Cirulli se aísle de las presiones e imparta justicia y aplique la ley”.

Por su parte, Carrió dejó de lado sus diferencias con el ex presidente y expresó: “El derecho debe ser aplicado por los jueces cualquiera sean las presiones que reciban. En eso consiste su imparcialidad y por eso son jueces, si la concursada ofrece pagar la totalidad de la deuda, no hay otra alternativa que aceptar el pago”.

Al cuestionar al ex secretario legal y técnico durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, sentenció que “no se puede obviar la aplicación del derecho por la conducta anti jurídica, parcial y persecutoria del procurador Zannini”.

Desde el entorno de Macri, fueron tajantes: “No aceptar el pago total ofrecido demuestra la persecución de Zannini, Boquín y Nissen contra la familia del expresidente, que todavía confía en que la justicia ponga un límite a esta situación”.