“Gastan más en subsidios que en vacunar”, el crudo diagnóstico de Cachanosky

1520

“Son tan incompetentes que les salía más barato hacer una campaña de vacunación eficaz, que estar cerrando la economía”, se descargó el economista.


Días atrás, el economista Roberto Cachanosky publicó una serie de tuits contra el Gobierno nacional en los que advirtió que se estaba creando una “psicosis colectiva” de nuevos casos para justificar restricciones”. Mientras sigue la puja con Ciudad por las clases presenciales, finalmente el mandatario anunció la continuidad de estas medidas y adelantó que enviará un proyecto de ley para que “se faculte al Presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”

En esta oportunidad, el dirigente cercano a Patricia Bullrich responsabilizó al Ejecutivo por las pérdidas extravagantes que generará este nuevo cierre a la actividad económica y la pobre gestión de vacunación, la cual nos dejó mal parados para esta segunda ola de contagios.

Son tan incompetentes que les salía más barato hacer una campaña de vacunación eficaz, que estar cerrando la economía. Aún con la ineficiente Aerolíneas el costo de comprar vacunas es un 26% del total de gastos por COVID 19 para 2021. Gastan más en subsidios que en vacunar“, publicó en su red social.

“Es la política quien debe tomar las decisiones y encontrar las respuestas al desafío que enfrentamos”, enfatizó el mandatario al anticipar el envío de esta iniciativa parlamentaria en el marco del mensaje grabado emitido este viernes, en el que brindó detalles de las medidas restrictivas que regirán desde el primer minuto de este sábado, 1 de mayo, hasta el 21 de ese mes para hacer frente a la segunda ola de coronavirus.

En ese marco, Fernández anunció que “en los próximos días” enviará un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que “en función de criterios científicos claros y precisos, se faculte al Presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”.

El jefe de Estado indicó que, con este pedido al Parlamento, estará “ratificando” su “vocación de diálogo” y, tras remarcar que su “único enemigo es el virus”, sostuvo que no tiene “otros enemigos ni rencores con nadie”.