Argentina retiró su apoyo a la demanda contra Maduro en el Tribunal de La Haya

983

La denuncia fue presentada por el gobierno de Mauricio Macri junto a países de la OEA. El documento señala que hubo 131 crímenes durante protestas, más de 8 mil ejecuciones extrajudiciales y más de 12 mil detenidos arbitrariamente.


Un nuevo guiño del Gobierno de Alberto Fernández para con el líder chavista Nicolás Maduro. Este miércoles, la Argentina decidió retirar su apoyo a la demanda contra el dictador que tramita en la Corte Penal Internacional en La Haya. Según el gobierno argentino, la quita del respaldo se oficializó al día siguiente de la salida del país del Grupo de Lima hace unos meses atrás.

El documento que había sido presentado durante la gestión de Mauricio Macri, junto a la Organización de los Estados Americanos, señala que en el país caribeño hubo 131 víctimas de asesinatos durante las protestas de 2014 y 2017, perpetrados por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado y/o los colectivos chavistas. Identifica 8.292 ejecuciones extrajudiciales a partir de 2015 y a más de 12 mil venezolanos que fueron arbitrariamente detenidos desde la llegada de Nicolás Maduro al poder.

Elisa Trotta Gamus, representante de Juan Guaidó en Argentina, se descargó en Twitter contra la decisión de la Argentina. “Lamentamos profundamente esta decisión del Gobierno argentino, que lejos de defender la justicia y los derechos humanos de miles de víctimas venezolanas, beneficia a quienes han cometido crímenes de lesa humanidad, de manera probada y documentada”, dijo.

Al día siguiente de ese anuncio del 24 de marzo, la embajada argentina ante los Países Bajos, que conduce el diplomático Mario Oyarzábal, envió una carta a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda. Le pidió el retiro de todas las gestiones iniciadas por la Argentina contra Venezuela.

“En el día de la fecha, la República Argentina formalizó su retiro del denominado Grupo de Lima, al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada“, subrayó en marzo Cancillería.

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores continuó: “Una vez más, reiteramos que la mejor manera de ayudar a los venezolanos es facilitando que haya un diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular, pero sí a lograr elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”. Al comunicar la decisión de retirarse del bloque, Cancillería concluyó: “Con este espíritu, la Argentina continuará sosteniendo su compromiso con la estabilidad en la región, y buscará encaminar soluciones pacíficas, democráticas y respetuosas de la soberanía y de los asuntos internos de cada Estado”.

El Grupo de Lima está integrado por Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay y Perú. Durante el gobierno de Mauricio Macri, la Argentina había tenido fuerte protagonismo en el grupo, ya que la postura de Juntos por el Cambio fue aceptar a (el líder opositor de Venezuela Juan) Guaidó como presidente de Venezuela, algo que se modificó con la llegada al poder de Alberto Fernández.

La decisión del Gobierno fue repudiada en las redes sociales. Dirigentes opositores, legisladores y constitucionalistas manifestaron su rechazo.