Ante la ola de abusos policiales, Mario Negri pide la renuncia del secretario de Derechos Humanos

1127

Juntos por el Cambio exige además que la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, brinde explicaciones en el Congreso por los recientes casos en San Luis, Tucumán y Chaco.


Ante los reiterados casos de abusos policiales en distintas provincias, el jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en Diputados, Mario Negri​, exigió la renuncia del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, el mismo que intentó liberar sin éxito a Ricardo Jaime, condenado por la Tragedia de Once y defraudación al Estado.

“El Presidente debería relevar del cargo al Secretario de DDHH por su inacción ante los casos de violencia policial en San Luis, Tucumán y Chaco. Pietragalla se presentó como amicus curie para conseguir la libertad de Jaime, pero no hace nada ante estos hechos gravísimos“, señaló el dirigente cordobés.

Y añadió: “Argentina no puede tener un Secretario de DDHH que sólo actúa cuando están en juego los derechos de los amigos del poder de turno o miembros de su partido político como Ricardo Jaime”.

En tanto, el espacio radical pide la presencia de Pietragalla y de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, en el Congreso para dar explicaciones sobre lo sucedido. Los legisladores -encabezados por el vicepresidente de la comisión de Seguridad Interior, Alvaro de Lamadrid y el vicepresidente de la comisión de Derechos Humanos, Sebastián Salvador- reclamaron la “urgente presencia en la Cámara baja” de ambos funcionarios para “dar informes a raíz de los reiterados casos de abuso policial ocurridos en los últimos días, en el marco de las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria”.

“Estamos muy preocupados con los hechos de violencia institucional que estamos viendo en las últimas semanas por parte de las policías provinciales, algunos de los cuales terminaron en muertes, como el caso de Luis Espinoza en Tucumán o Franco Maranguello y Magalí Morales en San Luis. Y en las últimas horas hemos visto el brutal accionar de la policía chaqueña contra integrantes de la comunidad Qom”, señaló Salvador.

“Cuatro asesinatos en democracia sin respuesta. Con un silencio total del Gobierno, de los organismos de derechos humanos, donde pareciera que algunas muertes importan en la Argentina y otras no”, insistió De Lamadrid.

En la misma sintonía se expresó el jefe del bloque de JxC en el Senado, Luis Naidenoff. “Lo que pasó en Chaco es lo peor del germen de la violencia institucional: golpes, amenazas, violaciones a niñas y abusos. Es necesaria una urgente presencia del Estado. El contexto de pandemia no es un cheque en blanco para que las fuerzas de seguridad cometan horrores como los que vimos. Espero que el gobernador Jorge Capitanich y el presidente Alberto Fernández salgan de su cuarentena del silencio y actúen de manera rápida para contener a las víctimas y condenar a los abusadores”.