“Al revés que en el mundo”: bronca y desconcierto en las empresas aeronáuticas

1308

Desde el sector advierten por cierres de compañías en la Argentina en caso de que el Gobierno no ceda con las restricciones.


El polémico cepo aéreo que implementó el gobierno sigue generando una fuerte tensión en el sector y este viernes el que se mostró preocupado fue el vicepresidente Regional para América de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), Peter Cerdá, quien alertó a las autoridades que las empresas aeronáuticas “eligen irse del mercado argentino” por las restricciones sanitarias y reclamó una reunión urgente para destrabar el conflicto, que mantiene a miles de pasajeros varados en el extranjero.

“El mundo se está abriendo, estamos aprendiendo a convivir con el Covid. Tenemos que ajustar los horarios de los vuelos. 1400 pasajeros desde el comienzo de esta semana no pueden volver a la Argentina y las líneas aéreas no tienen posibilidad de ayudar, se descargó el empresario.

En declaraciones radiales, Cerdá resaltó las diferencias que existen con la administración nacional, recordó que no hay “claridad sobre qué va a pasar después del 9 de julio”, cuando vencen las restricciones vigentes, e insistió con que “no se ve en ninguna parte del mundo programar los vuelos cada 15 días”.

El representante las líneas aéreas explicó que las medidas que implican un cupo de ingreso de 600 personas al día por vía aérea no se parecen a las que se decidieron en otros países. “A nivel mundial están intentando controlar la pandemia, que es algo lógico. Las líneas aéreas están operando sin ningún tipo de control, lo que están controlando son a los pasajeros”, precisó.

Y agregó, en esa línea: “Es parecido a lo que hace la Argentina. El problema es que no se les hace un seguimiento riguroso a los pasajeros. Poner un tope no va a ayudar a la situación y pone en desventaja a los pasajeros que necesitan volver al país. Este cupo a nivel logística es muy difícil. La línea aérea se tiene que preparar para mover pasajeros. Ese cambio sin ningún tipo de coordinación nos afecta a todos”.

Ante estas complicaciones, amenazó Cerdá, “las líneas aéreas eligen irse del mercado argentino”. “Tenemos que establecer un plan para repatriar a los pasajeros. Tenemos que incrementar la capacidad de vuelos, pasamos de tener 9 a 2 vuelos por día. La prioridad es traer a los pasajeros y después poco a poco abrir el mercado para que más pasajeros puedan volver a su país. No podemos trabajar de esta manera. La Argentina está implementando una medida que es única en el mundo”, concluyó.

Por otra parte, el ejecutivo destacó que “ayer (jueves) iba a haber una reunión con el Gobierno”. “Pospusimos la reunión hasta que pueda estar presente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Desde nuestro punto de vista, es la persona adecuada para manejar esta situación que está viviendo el sistema aéreo pero también los ciudadanos que están fuera del país”, dijo sobre el encuentro frustrado.

“Salir de un mercado se tarda 30 minutos, volver a volar en un mercado nuevo demora muchos años en concretarse. El Gobierno tiene que cambiar las reglas de juego”, sentenció.

La decisión del Gobierno redujo de 2000 a 600 la cantidad de pasajeros que pueden ingresar por día desde el exterior. La decisión, fundamentada en el objetivo de demorar el ingreso al país de la variante delta de Covid-19, generó cancelaciones masivas de vuelos, dejó a miles de argentinos varados en el exterior y causó malestar entre el sector aerocomercial.