A quiénes alcanzará el impuesto K y cuánto busca recaudar el Gobierno

2579

La iniciativa impulsada por Máximo Kirchner y comandada por Carlos Heller, afectaría a las personas físicas que tienen un patrimonio por encima de los u$s 3 millones.


Aunque se trata de una norma que debe pasar exclusivamente por el poder Legislativo, el presidente Alberto Fernández​ ya avaló el impuesto a las grandes fortunas que impulsa Máximo Kirchner para financiar al Estado en medio de la crisis desatada por el coronavirus.

El diputado del Frente de Todos Carlos Heller, quien está al frente del proyecto a pedido del hijo de la vicepresidenta, contó detalles de la iniciativa y aseguró que en caso de aprobarse, el nuevo gravamen afectará a 12 mil personas y de esta forma permitirá recaudar 3.000 millones de dólares.

Este martes, el mandatario y el ministro de Economía Martín Guzmán habían recibido a los legisladores para debatir esta propuesta. “Junto a Martín Guzmán recibimos a Máximo Kirchner y a Carlos Heller para conversar sobre su proyecto de impuesto a las grandes fortunas, una herramienta útil para afrontar la lucha contra el coronavirus y las dificultades del presente con la solidaridad de los que más tienen“, había anunciado el jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

Mientras tanto, Cristina Kirchner también busca agilizar el tratamiento de este proyecto y le solicitó a la Corte Suprema que confirme la legalidad o no que tendría una ley aprobada en forma virtual en el Congreso. Además, el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, redacta un cambio de reglamento para habilitar sesiones remotas. Hablan de sesionar en un teatro.

Según Heller, el impuesto “será por única vez” y gravará a “las grandes riquezas del país”. Aún no se definió cuál será el piso de la contribución, si se gravarán solamente bienes o también ganancias, cuáles serán las alícuotas iniciales y cómo se incrementará porcentualmente acorde a los montos.

«Esto no es una campaña de persecución contra nadie. Acá hay una necesidad imperiosa de conseguir recursos y estamos buscando dónde pueden estar esos recursos, sin que le cambie a nadie su condición de vida y que a la vez sirva para resolver los problemas de la otra punta, donde las demandas son infinitas», afirmó Heller.

Y planteó: «Es un segmento muy chico de personas. De acuerdo a los cálculos que hicimos, trabajamos en un universo que es el 1,1% del total de los contribuyentes al impuesto a los bienes personales. Y si lo medimos con la población económica activa, es el 0,08%».

Desde el kirchnerismo, intentan que el impuesto sea progresivo, por lo que no todos los contribuyentes pagarán la misma alícuota. Lo cierto es que afectaría a las personas físicas que tienen un patrimonio por encima de los u$s 3 millones. Desde allí habrá diferentes categorías según el patrimonio: entre 3 y 5 millones de dólares; entre US$ 5 y 10 millones; de US$ 10 a 50 millones; desde US$ 50 hasta 100 millones y el último tramo que llegará hasta los US$ 500 millones.

Teniendo en cuenta las condiciones que fija el proyecto, resultaría muy curioso si el propio Máximo Kirchner no figura entre las personas que deben abonarlo. En agosto del año pasado declaró bienes por $143,7 millones, gran parte de la herencia del expresidente Néstor Kirchner, que se incrementó en casi 50 millones durante el último ejercicio, pese al embargo judicial.