Seis de cada diez alumnos no entienden lo que leen: “Promueven a los chicos sin darles saberes mínimos”

969

Así se quejó el exministro de Educación Alejandro Finocchiaro tras el dramático informe de Argentinos por el Educación sobre el nivel de los alumnos en primaria.


En la Argentina, solo 1 de cada 10 alumnos se desempeña correctamente en la lectura y comprende lo que lee. La problemática es compleja sobre todo porque el aprendizaje está sumamente asociado a la situación socioeconómica de los estudiantes, según revela el informe “Lectura y desigualdad. Comparaciones entre Argentina y América Latina”, del Observatorio de Argentinos por la Educación.

Tal como detalla el texto, al tomar como referencia una muestra de alumnos de tercer grado de la escuela primaria, se observa que el 61,5% más pobre se ubica en el escalón más bajo en materia de lectura. En paralelo, la cifra desciende al 26,3% entre los estudiantes del tercil de mayores ingresos.

Indignado y preocupado por este contexto, el exministro de Educación Alejandro Finocchiaro dejó un mensaje de alerta en las redes sociales y embistió al kirchnerismo por su responsabilidad de haber empeorado las estadísticas.

“Esta es la realidad que enfrentábamos antes de la pandemia, hoy es peor. En este escenario, lo peor que puede hacerse es lo que desvela al Ministerio de Educación de Kicillof -gobernado por Ctera-: enmascarar los resultados y promover a los chicos sin darles saberes mínimos“, lanzó.

La prueba ERCE coordinada por UNESCO agrupa a los alumnos en cuatro niveles y aporta datos relevantes. Al leer textos adecuados a su edad, los alumnos en los niveles del 2 al 5 son capaces de al menos localizar información o relaciones presentadas literalmente y realizar inferencias a partir de información sugerida, destacada o reiterada. Los alumnos en el nivel 1 no son capaces de hacerlo.

Así, la encuesta determinó que en la Argentina solo 1 de cada 10 alumnos (14%) comprende completamente lo que lee. Para la región, el promedio es 2 de cada 10 alumnos (21%). Asimismo, en Brasil (30%) y en Perú (30,8%), 3 de cada 10 alumnos alcanzan el nivel más alto.

“Los datos de nuestro país son preocupantes y, especialmente, cómo esto se profundiza en los sectores más vulnerados. Además, sucede que muchas madres y padres no tienen las herramientas para apoyarlos con las tareas. Es necesario atender y poner como prioridad en la agenda este tema, y desarrollar políticas que permitan garantizar una mejor educación haciendo foco en quienes sufren las mayores desigualdades”, aseguró Graciela Zenas, referente barrial y especialista en economía popular.