Sanguinetti: “El que duda que Venezuela es una dictadura, no cree en la libertad”

2054

El expresidente uruguayo habló en El diario de Leuco sobre las posiciones de algunos países de Latinoamérica que muestran su respaldo al régimen de Nicolás Maduro. Su salida del poder, su relación con Mujica y cómo ve a la Argentina.


El expresidente de Uruguay Julio María Sanguinetti, secretario general del Partido Colorado, fue entrevistado este lunes en El diario de Leuco por LN+, donde se refirió a las distintas posiciones que tomó su país y la Argentina en relación a conflictos internacionales como el caso Israel y Hamás y la dictadura en Venezuela. En referencia a este punto, sostuvo que “la posición internacional no es solo un fenómeno ajeno, sino que es una definición nacional”. Además, recordó cómo fue su despedida del Senado junto a José Mujica, históricos adversarios.

Sanguinetti consideró que el conflicto entre Israel y Hamás “es una vieja historia que empieza en 1948 cuando se declara existencia de esos Estados”; y “70 años después seguimos luchando por crear dos estados, uno judío y uno árabe”. El expresidente sentenció que “el fanatismo de los estados árabes impidió aquella construcción e Israel tuvo que salvar su independencia en una guerra”.

“En fin, años después ha pasado la vida e Israel es un éxito. Por eso es que a veces cuesta entender las posiciones de mucha gente en nuestros países”, aseguró el expresidente. Y siguió, con un evidente dardo al Gobierno de Alberto Fernández: “Alguien que dude que Venezuela es una dictadura o que crea que puede ser una democracia particular, está diciéndole a la sociedad de su país que no cree en determinados valores como la libertad de prensa o de expresión de pensamiento, (porque) eso está clausurado y agredido en Venezuela”.

Al describir el sistema político uruguayo, dijo que “a veces desde la Argentina se lo ve un poco idílicamente, como una pradera seráfica en la que pastan los animales en paz, y no es así”, ya que “nuestro país es batallador, con partidos definidos, debates fuertes, apasionados, pero también con las áreas necesarias de comprensión, para discutir; para eso está en primer lugar el Parlamento, que es el gran escenario de entendimiento, donde hay que saber tener también esos puentes”.

Sanguinetti recordó entonces su despedida del Senado junto a Mujica. “No hace mucho, cuando me fui del Senado, en ese momento por la pandemia también se va Mujica, y acordamos irnos juntos siendo dos personas que hemos estado en lados siempre distintos. Hoy adversarios políticos, ayer enemigos, porque cuando él tomó las armas contra el sistema democrático y yo integraba el gobierno que enfrentaba la grilla, éramos desgraciadamente enemigos, y hoy somos adversarios”, recordó sobre los años precedentes a la dictadura en Uruguay.

“Dijimos de irnos juntos (del Senado) para que los muchachos jóvenes vean que en este Parlamento discutimos, nos peleamos, representamos trayectorias históricas distintas, pero aquí, en este recinto, donde impera la Constitución esos adversarios podemos coincidir, ahí nos dimos un abrazo (con Mujica) que no estaba pactado, que acogí con afecto“, sentenció.