Sabrina Ajmechet: “Estoy convencida de que se quebró la hegemonía peronista”

232


La diputada electa habló sobre su nuevo libro “El peronismo menos pensado”, en el que cuenta la relación del partido con las instituciones, la ambición de poder y su actitud con los que piensan diferente.


Sabrina Ajmechet, politóloga y vicepresidenta del Club Político Argentino (CPO), lanzó su nuevo libro El peronismo menos pensado, de Eudeba, obra que según contó con Alfredo Leuco en Radio Mitre, “en su momento fue mi tesis doctoral, y lo volví a escribir para hacerlo más amable para los lectores, surgió porque el sentido común dice que al peronismo no le importa mucho las instituciones; que son otras cosas las que les importan”.

En diálogo con Le doy mi Palabra, confesó que “siento un enorme compromiso, y que tengo la oportunidad de seguir dando discusiones que venía dándolas en la universidad, en los diarios; poder llevar eso al debate político me parece que es necesario para generar cambios profundos que la Argentina necesita; siento una profunda responsabilidad, y espero estar a la altura de la tarea”.

“Pero en el primer peronismo, Perón transformó fuertemente las instituciones políticas, como el sufragio de las mujeres o la reforma constitucional; pero hay otras reformas, como la primera ley de partidos políticos que hubo en el mundo. Fui descubriendo que la base que se había construido de la Argentina liberal del siglo XIX, Perón la modifica completamente; sacando las libertades del centro de la construcción política, para reemplazarla por el bienestar general”, siguió la dirigente aliada de Patricia Bullrich.

En esa línea, subrayó: “cómo se hace para legalmente consagrar eso de que la voluntad general esté por encima de las libertades individuales. Qué pasaba con los que pensaban diferente. Cuál es el lugar en una sociedad como esta, para las minorías; porque las minorías eran entendidas como enemigas de la patria. Ser opositor a Perón era ser opositor al pueblo. Y cómo puede el gobierno asegurar que el pueblo es peronista, si cada vez que había elecciones, un tercio sistemáticamente prefería otra opción electoral”.

“Estoy convencida de que se quebró la hegemonía peronista; desde el gobierno de Perón del 55 hasta el menemismo, no hubo un gobierno que finalizara sus años de gestión; y fue peronista. Macri rompió eso; además estamos ante una situación donde la provincia de Buenos Aires, donde el no peronismo puede ganar, y gana; este resultado para la oposición, existe y se repite muy competitivamente; es un escenario inédito y con la interna en el gobierno”, concluyó la diputada.